Miércoles , 24 Mayo 2017

Seguridad Social en Cuba

Los programas de asistencia social continúan siendo un problema a resolver por parte de las instituciones del estado cubano. Muchos son los casos de personas que se encuentran abandonados viviendo en condiciones de extrema pobreza y el gobierno no les brinda las mejores condiciones de vida.

Al deambular por cualquier rincón del país, observamos como existen personas abandonadas y muchos no tienen un pedazo de pan que llevar a su boca, otros no poseen ni un techo donde guarecerse y viven a la merced de Dios. Es incomprensibles para muchos, que después de escuchar a diario el discurso oficialista del gobierno en cuanto a igualdad y justicia social, queden personas desamparados y pidiendo limosna como un medio de subsistencia. No se concibe bajo ningún pretexto que en nuestro país no exista un programa eficiente para acoger a estas personas y darle una atención merecida. No se puede seguir predicando lo que no somos, estamos acostumbrados a decir y no hacer. ¿Cómo creer que la “revolución no dejara a nadie desamparado” cuando estas personas conviven en las calles a la vista de todos y nadie hace absolutamente nada?

Al parecer es más fácil para las autoridades competentes, pararse en una tribuna y repetir el mismo discurso pasado de moda y más tarde salen a las calles he ignoran esta problemática y otras realidades que agobian al pueblo cubano. Este comportamiento está matando a la sociedad cubana y contribuye a que cada dia sean menos los que crean en ese proyecto de revolución donde en 59 años el cubano se siente mas explotado y humillado. La Constitución de la República de Cuba en su art: 48 dice “el estado protege, mediante la asistencia social, a los ancianos sin recursos ni amparo y a cualquier persona no acta para trabajar que carezca de familiares en condiciones de prestarle ayuda.” Pero que significa el valor de la asistencia social cuando en nuestro país se hace imposible vivir hasta de un salario.

Queda claro que los programas de asistencia social al adulto mayor están muy lejos de cumplir con sus objetivos y solo tratan de representar a las “buenas intenciones del gobierno” y a las “supuestas gratuidades del estado”. Representa solo un maquillaje para enmascarar a un sistema que ha sido incapaz de darle al adulto mayor las atenciones que merecen por derecho. Muchos de ellos han sido profesionales que dedicaron más de 40 años de vida laboral al gobierno y hoy este les paga con desatenciones.

Por otra parte, algunas estadísticas muestran que si el estado no toma medidas oportunamente el problema se agudizará, ya que Cuba se encuentra en uno de los países más envejecidos de Latinoamérica y según cifras oficiales para el 2050 será uno de los primeros a nivel mundial. Esto además de otros problemas sociales también traerá como consecuencia el incremento de las personas de la tercera edad mendingando por las calles cubanas. Ya que los alcances de los programas de asistencia social al adulto mayor hasta el momento no han tenido un efecto positivo y han demostrado la incapacidad del régimen. Además de poner en duda su credibilidad al hacer una comparación con el día a día de los cubanos y el discurso oficialista sobre seguridad social y “gratuidades”.


 

Scroll To Top