Miércoles , 28 Junio 2017

Resurgen los micros vertederos

Mucho se habla y difunde en los medios oficiales de comunicación cubanos, respecto a la higiene, epidemiología y salubridad de las comunidades, así como la batalla anti vectorial que las autoridades de Salud Pública llevan a cabo por erradicar las epidemias y pandemias que se han destapado en los últimos años en el país; y cuyas cifras de fallecidos continúan siendo una interrogante para nuestro pueblo, datos en números que el régimen no se atreve a revelar y guarda celosamente.

Según el doctor Roberto Morales Ojeda, máxima autoridad cubana del Ministerio de Salud Pública (MINSAP), quien ha hecho alusión en diferentes ocasiones ante los medios televisivos y de la prensa plana, a los éxitos que esa dependencia estatal en mancomunados esfuerzos con los servicios comunales, ha venido desarrollado para el saneamiento y salubridad a todo lo largo del país -y especialmente en la capital- en la limpieza y recogida de los desechos sólidos, lo que en un momento disminuyó los desagradables micro vertederos que son el detonante de enfermedades como el dengue, pero que ahora se muestra de nuevo en las calles de pueblos y ciudades, cuestión bastante contradictoria con lo expresado por el Ministro cubano.

Es frecuente transitar por las calles de La Habana y encontrar en cualquier esquina los tanques de basura abarrotados de esos pestilentes desechos sólidos, que a la vez se esparcen por la calle por la acumulación, dejando un fuerte y desagradable hedor al pasar cerca. Zonas como Habana, Diez de Octubre, Boyeros, Arroyo Naranjo por mencionar solo algunas, son evidencia de esta mala higiene. A esta problemática no escapa un céntrico barrio Nuevo Vedado; donde en sus inmediaciones se encuentra el Hospital Clínico Quirúrgico “Pedro Albarrán Domínguez”, más conocido como: “El Clínico de 26” por estar ubicado en la céntrica avenida habanera. A un costado del centro médico, se ha creado un micro vertedero que obliga a los transeúntes que circulan por esos entornos, a atravesar  por dentro de esa inmundicia.

A escasos metros de ese sitio, se encuentra el establecimiento gastronómico “Di Tú”, donde una de las empleadas se manifestó sobre las causas de esta situación y los responsables. La joven gastronómica -que pidió por razones personales discreción a su identidad- explicó que el origen de ese micro vertedero es por la irresponsabilidad de las autoridades del gobierno del municipio Plaza de la Revolución y de Salud Pública, que se han mostrado incapaces de frenar la montaña de basura que allí se creó, debido a que el contenedor está a la espera de ser recogido por muchos días cuando por fin aparecen los del camión de comunales, lo que hacen es verter los residuos por el suelo y se marchan sin tan siquiera recogerlos, y con el trascurso del tiempo se ha venido acumulando todo este residuo, ocasionando lo que hoy se puede apreciar en el sitio.

Si bien es cierto que la indisciplina social dentro de la población es significativa, también es cierto que el mal funcionamiento de las entidades y esferas de gobierno, hacen que situaciones como estas florezcan en vez de desaparecer, sucediendo que por cada micro vertedero que aparece aumentan las probabilidades de que personas de nuestra comunidad estén en riesgo el contraer epidemias.

La Habana, 16 de mayo de 2017


 

Scroll To Top