OCDH lamenta que Borrell y Bachelet intenten desviar la atención sobre los motivos de las protestas en Cuba

OCDH lamenta que Borrell y Bachelet intenten desviar la atención sobre los motivos de las protestas en Cuba

Según los datos recopilados hasta ahora por la red de observadores en la isla, se cuentan al menos 560 detenciones y/o desapariciones de personas en t

OCDH solicita a la Unión Europea la suspensión de su acuerdo con La Habana debido al agravamiento de la situación represiva
Observatorio Cubano de Derechos Humanos condena el encarcelamiento del periodista independiente Roberto de Jesús Quiñones Haces
Observatorio Cubano de Derechos Humanos constata la falta de voluntad de la diplomacia europea para elevar la exigencia al gobierno de Cuba
Según los datos recopilados hasta ahora por la red de observadores en la isla, se cuentan al menos 560 detenciones y/o desapariciones de personas en todo el país.

Madrid, 17 de julio de 2021

El Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) lamentó este sábado que Josep Borrell, jefe de la diplomacia europea, y Michelle Bachelet, alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, intenten desviar la atención sobre los motivos de las masivas protestas de los últimos días en Cuba.

«Ha habido muchas peticiones en las manifestaciones, pero las frases que más se escucharon fueron ‘libertad’ y ‘no tenemos miedo’. Atribuir únicamente a la situación económica como motivo de las protestas, como ha hecho la Sra. Bachelet, es no entender absolutamente nada de lo que sucede en Cuba», afirmó Alejandro González Raga, director ejecutivo del OCDH.

También es lamentable el lenguaje de presunción de su comunicado oficial, que parece desconocer lo que cualquier persona informada del mundo ha visto con sus propios ojos.

En opinión del organismo, con sede en Madrid, los manifestantes expresaron claramente el principal problema de Cuba, la falta de libertad, lo que revela la situación dictatorial que padecen, además de los graves problemas económicos, inherentes a la inviabilidad del sistema político y económico vigente en la isla.

«Josep Borrell se equivoca al responsabilizar a Estados Unidos. Estas protestas resumen 62 años de represión. Es Cuba la que tiene que cambiar. Hay que poner el foco completamente en los responsables de que hoy Cuba sea una dictadura. Los factores externos influyen, pero el problema es la dictadura», añadió González Raga, quien concluyó diciendo que «la pandemia es la gota que colma el vaso, pero poner el objetivo en la gota, es olvidar que el vaso estaba lleno».

Según informes de la red de activistas del OCDH en la isla, el gobierno está obligando a los trabajadores estatales, la mayoría del país, a formar brigadas paramilitares para reprimir al resto de la población. Los grupos se mueven de una provincia a otra para evitar ser identificados.

Con los datos recopilados hasta ahora, se cuentan al menos 560 detenciones y/o desapariciones de personas en todo el país.