OCDH lamenta el fallecimiento, en el exilio, de dos ex prisioneros políticos cubanos

OCDH lamenta el fallecimiento, en el exilio, de dos ex prisioneros políticos cubanos

Este sábado falleció el poeta y ex prisionero político cubano Ángel Cuadra, a los 89 años, en el hospital Jackson Memorial de Miami. Solamente unos dí

«Cualquier cambio en la Constitución cubana debe recoger la totalidad de los derechos inalienables del ser humano»
El Congreso ‘entierra’ la posición sobre Cuba
OCDH condena la desproporcionada sanción de 15 años de cárcel impuesta en Cuba a ciudadanos acusados de «manchar» bustos de José Martí

Este sábado falleció el poeta y ex prisionero político cubano Ángel Cuadra, a los 89 años, en el hospital Jackson Memorial de Miami. Solamente unos días antes, se supo la noticia del fallecimiento, en Caracas, del también ex prisionero político y sindicalista Pedro Pérez Castro. En el Observatorio Cubano de Derechos Humanos lamentamos estos decesos, y enviamos a sus familiares y amigos nuestras más profundas condolencias.

Pedro Pérez Castro mostró en el presidio una posición «muy firme, muy de acuerdo con la posición de rebeldía de la mayoría de los presos en Isla de Pinos que se oponían al sistema de adoctrinamiento», recordó Juan Antonio Müller en referencia a su compatriota de lucha, a quien también acompañó en el exilio venezolano, y en la infructuosa tarea de concientizar al pueblo que les acogió de la suerte que les esperaba con el advenimiento de un régimen autoritario de izquierda liderado por Hugo Chávez. Fue uno de los fundadores del Hogar Cubano de Caracas, que recibió a miles de compatriotas exiliados; asimismo, lideró el grupo Solidaridad de Trabajadores Cubanos, que tenía como objetivo la defensa de los derechos de los trabajadores.

Ángel Cuadras se opuso al Gobierno de Fulgencio Batista desde sus inicios en la Universidad de La Habana, donde cursaba la carrera de Derecho. Fue detenido en 1967 y acusado por conspirar contra el Gobierno de Fidel Castro; motivo por el que lo sancionaron a 15 años de prisión. En la cárcel, «como una forma de canalización de la angustia», creaba poesía, que sacaba de manera clandestina, violando las restricciones del sistema penitenciario. Viajó, tras ser liberado, a Suecia y Alemania, los países que más habían abogado por su caso; y en 1985 se reunió con su familia en Estados Unidos. Es uno de los fundadores, en 1997, del PEN Club de Escritores Cubanos en el Exilio, y ganó en 2017 ganó el Premio Nacional de Literatura Independiente de Cuba.

Es difícil sintetizar en pocas líneas la trayectoria de valentía y determinación de estos dos hombres, que tanto sufrieron el aislamiento, las golpizas y trabajos forzados en el presidio, durante tantos años. Como muchos otros hombres y mujeres que sufrieron y continúan sufriendo el presidio político por afirmar los reclamos de libertad y progreso para nuestra patria, son un ejemplo de vida y una inspiración duradera.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0