Miles de cubanos vuelven a las calles a protestar; el régimen de Díaz-Canel moviliza a las fuerzas represivas

Miles de cubanos vuelven a las calles a protestar; el régimen de Díaz-Canel moviliza a las fuerzas represivas

El Observatorio Cubano de Derechos Humanos pide a la Unión Europea que actúe ya con sanciones individuales y evite un baño de sangre en Cuba. Madrid,

URGENTE: Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) reclama al gobierno cubano por situación de los presos políticos del 11J Walnier Luis Aguilar e Ibrahim Domínguez
OCDH denuncia ante la ONU los «actos de repudio» organizados por el Estado cubano por constituir «tratos crueles, inhumanos y degradantes»
OCDH: Al menos 406 acciones represivas contra la población civil en Cuba en marzo
El Observatorio Cubano de Derechos Humanos pide a la Unión Europea que actúe ya con sanciones individuales y evite un baño de sangre en Cuba.

Madrid, 30 de septiembre de 2022

Miles de cubanos volvieron a las calles a protestar, debido al descontento social con el régimen de Raúl Castro y Miguel Díaz-Canel, multiplicado por la devastación dejada por el huracán Ian, la ausencia de electricidad durante varios días en casi todo el país, el hambre, las epidemias y la represión policial.

Ciudadanos de varias ciudades y pueblos protestaron con cacerolas para exigir respuestas ante la degradada situación económica, política y social. El régimen de La Habana ha respondido con una movilización general de las fuerzas represivas y de choque, así como con un apagón nacional del servicio de internet, que duró hasta entrado el día de hoy.

“Vista la virulencia represiva contra las protestas pacíficas de 2021 —y las recientes de agosto—, resulta extremadamente peligroso que la comunidad internacional, en especial, la Unión Europea y las instituciones de derechos humanos, esperen, para actuar, a la ocurrencia de un baño de sangre en Cuba. Ahora mismo hay un enfrentamiento civil, de consecuencias insospechadas”, denunció el Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH).

El organismo, con sede en Madrid, exigió “de manera clara y abierta a las autoridades cubanas que respeten los derechos humanos y no repriman a los ciudadanos”, pero también pidió a la UE “la adopción de medidas más contundentes para proteger a la población civil, por ejemplo, prohibir la venta de armamento y material de uso represivo al gobierno de Cuba”, así como “activar inmediatamente el mecanismo de sanciones individuales contra los violadores de derechos humanos”.