COMUNICADO DEL OBSERVATORIO CUBANO DE DERECHOS HUMANOS

COMUNICADO DEL OBSERVATORIO CUBANO DE DERECHOS HUMANOS

“Si no cesa inmediatamente la represión contra los ciudadanos y no se libera a todos los detenidos, EEUU y la UE deben declarar a Díaz-Canel como gobe

OCDH insta al gobierno de Cuba a dejar utilizar la crisis del Covid-19 como pretexto para acorralar a las voces alternativas
Miguel Díaz-Canel dispara las detenciones y amenazas contra opositores y periodistas
Más de un centenar de acciones represivas en Cuba en vísperas del 15N
“Si no cesa inmediatamente la represión contra los ciudadanos y no se libera a todos los detenidos, EEUU y la UE deben declarar a Díaz-Canel como gobernante ilegítimo, suspender el Acuerdo Político entre la UE y Cuba y adoptar sanciones individuales contra los represores”.

Madrid, 13 de julio de 2021

El Observatorio Cubano de Derechos Humanos denuncia ante la opinión pública internacional que desde la orden expresa de reprimir y usar la violencia contra los ciudadanos, dada por Miguel Díaz-Canel, el pasado domingo, el régimen cubano ha desatado una ola represiva sin precedentes, marcada por las detenciones arbitrarias, las golpizas y registros de viviendas en contra de miles de personas que están saliendo a las calles a protestar.

Esta violación masiva de los derechos humanos es acompañada de cortes en los servicios de internet y de telefonía para impedir la denuncia y documentación de tales atropellos. A pesar de lo cual, muchos cubanos han mostrado imágenes y vídeos que evidencian el verdadero talante dictatorial del gobierno cubano, y su disposición a reprimir violentamente como única respuesta a los reclamos de un pueblo agotado, desesperanzado, y que sufre carencias extremas en medio de la crisis sanitaria.

Los argumentos del gobierno de Díaz-Canel pretenden legitimar su acción y no son de diálogo ni de futuro, sino que siguen anclados en un pasado cuya retórica el pueblo cubano desprecia por haberla escuchado una y otra vez, durante sesenta años.

La crisis humanitaria que atraviesa Cuba se debe fundamentalmente al sistema comunista de partido único que limita las libertades e iniciativas de los ciudadanos, que vela por los intereses de una élite en el poder, ajena a las dificultades que sufre la mayor parte del pueblo. En tanto el Presidente de Cuba, Díaz-Canel debe responder por su ineficacia o su nulidad para hacer frente a la alargada crisis económica y social que atraviesa la isla; pero sobre todo, debe responder por las graves consecuencias de su irresponsable llamado a la confrontación y por dar la orden de reprimir. Por ese motivo, debe dimitir o ser destituido inmediatamente.

Pedimos a la Unión Europea, a los gobiernos de España y de Estados Unidos que, si no cesa inmediatamente la represión contra los ciudadanos que protestan y no se libera a todos los detenidos, se declare a Díaz-Canel como gobernante ilegítimo, se suspenda el Acuerdo Político entre la UE y Cuba, y se adopten sanciones individuales contra los represores.