La Asamblea de Madrid pide la liberación de los presos políticos en Cuba y que se declare al Partido Comunista de Cuba como «organización segregacionista y represiva»La Diputada del PP Almudena Negro sustancia la PNL (Comunidad de Madrid)

La Asamblea de Madrid pide la liberación de los presos políticos en Cuba y que se declare al Partido Comunista de Cuba como «organización segregacionista y represiva»

Madrid, 26 de noviembre de 2021 - BOLETÍN OFICIAL DE LA ASAMBLEA DE MADRID / Núm. 24 / 25 de noviembre de 2021 (ver páginas 5593 y 5594) - V

OCDH: Al menos 477 acciones represivas en Cuba en mayo
Observatorio Cubano de Derechos Humanos condena el encarcelamiento de dos pastores evangélicos en Cuba y exige su liberación
OCDH: Autoridades cubanas recrudecen la violencia contra ciudadanos, un año después de la resolución de la Eurocámara sobre la represión

Madrid, 26 de noviembre de 2021

La Asamblea de Madrid (parlamento regional de la capital de España) aprobó una resolución en la que exige la liberación de los presos políticos en Cuba y la declaración del Partido Comunista de Cuba y la Unión de Jóvenes Comunistas como «organizaciones segregacionistas y represivas».

La proposición no de ley fue publicada oficialmente este jueves en el Boletín Oficial de la Asamblea de Madrid.

«Apreciamos el valor de la moción aprobada por parte del parlamento regional de Madrid, comunidad en la que viven miles de cubanos exiliados. Instamos al resto de cámaras autonómicas, a los ayuntamientos y al Congreso y al Senado nacionales a solidarizarse igualmente con la causa democrática cubana», afirmó Alejandro González Raga, director ejecutivo del Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH), quien también agradeció a la diputada Almudena Negro, del Partido Popular, proponente de la resolución.

En la exposición de motivos, la resolución recoge los hechos represivos contra la población civil en Cuba desde el 11 de julio pasado y además se hace eco del IV Estudio sobre los Derechos Sociales en Cuba, donde queda expuesto que el 70% de los cubanos vive en la pobreza y 8 de cada 10 no consiguen medicamentos en las farmacias, entre otros datos.

Conclusiones de la «proposición no de ley»:

La Asamblea de Madrid insta al Gobierno de la Comunidad de Madrid a que solicite al Gobierno de España que:

-Siguiendo la resolución aprobada por la Comisión de Exteriores del Congreso de los Diputados el pasado 13 de octubre de 2021, abra la Embajada a todos los defensores de los Derechos Humanos y las libertades.

-Trabaje para que el gobierno cubano reconozca que Cuba es una dictadura que atenta contra los Derechos Humanos y las libertades de sus ciudadanos, y que inicie gestiones con el Gobierno de la dictadura cubana y en el seno de la Unión Europea para lograr la puesta en libertad de todos los detenidos por causa de sus ideas, cesando de inmediato la represión; así como que los cubanos puedan ejercer en su propio país los derechos a la libre expresión, reunión, asociación y manifestación sin ser reprimidos por sus gobernantes.

-Exija a las autoridades cubanas a que comiencen sin dilación los cambios políticos, económicos y sociales que el pueblo cubano le pide, de modo que Cuba pueda avanzar hacia un país libre y con prosperidad para todos. Se libere incondicionalmente a todos los presos políticos y de conciencia. Se celebren elecciones libres, plurales y justas. Se reconozca y declare públicamente al Partido Comunista de Cuba y a la Unión de Jóvenes Comunistas, su organización juvenil, como organizaciones segregacionistas y represivas, dado que dichas agrupaciones han impuesto a la sociedad cubana y obligan a cumplir mediante la represión, el autoproclamado concepto supremacista y totalitario de que «el Partido Comunista de Cuba es el rector de la sociedad», y el mandato segregacionista de que es el único partido político que puede legalmente existir en Cuba.

-Se investiguen y condenen todas las denuncias de violaciones a los derechos humanos y de crímenes de lesa humanidad cometidos por el régimen cubano, en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, la Corte Penal Internacional y en cuanta institución internacional proceda.