Sábado , 24 Junio 2017

Utilizan a familiares contra preso en huelga de hambre

La madre de  Luis Miguel Arias Cala, de 24 años de edad, María del Carmen Cala Aguilera dijo el pasado 15 de noviembre que su hijo continúa en huelga de hambre desde hace más de 35 días.

Luis Miguel Arias se encuentra ingresado en el hospital provincial Lenin, en la sala de terapia intermedia. Tiene fiebres, perdió la estabilidad de las piernas, y ahora se mantiene con la presión arterial alta, entre otras patologías. Los sueros se los están suministrando por un catete que tuvieron que ponerle. También le están administrando oxigeno.

Su madre, que ha estado con él todo el tiempo que lleva ingresado, es amenazada constantemente por los policía de la Seguridad del Estado. Estos  trajeron al hospital al padre del joven, Walfrido Arias Elia, quien es policía y vive en Santiago de Cuba, que nunca se ha ocupado por su hijo desde niño, para provocar disturbios familiares, al igual que a un hermano llamado Alexander Batista Aguilera, con el que nunca ha tenido relaciones por problemas familiares.

El padre del joven acusó a María del Carmen Cala de  obligar a Luis Miguel Arias a que realizara la huelga.

A la madre le suspendieron las visitas en la tarde del día 15  por órdenes del jefe de Cárceles y Prisiones y el asesor jurídico Aniel González Pupo, el mismo que le prometió darle la licencia extrapenal en el mes de julio y no se la otorgó.


 

Scroll To Top