Miércoles , 28 Junio 2017

Un viaje con malas consecuencias

Belkis Sánchez es una mujer de 82 años de edad, está postrada y vive en la Carretera del Cementerio #236 entre Circunvalación y Horacio Rodríguez, en Manzanillo, Granma.

Su hijo Antonio Saborí Sánchez es ciego y reside en la capital del país, pero con el deseo de saber de su mamá viajó a Manzanillo. Encontrándose en la casa, el pasado 22 de febrero a las 9 y media de la mañana la Policía Nacional Revolucionaria efectuó un registro a su hermano Miguel, en el que le ocuparon carne de res.

A pesar de su limitación física y no tener ningún vínculo con el problema,  el agente de la autoridad nombrado Maikel Coello, lo maltrató físicamente, por lo que su hermana Zaida salió en su defensa, siendo los dos detenidos por desacato.

En estos momentos Antonio se encuentra en la Prisión Provincial Mangos Nuevos, acusado de desacato y refieren sus familiares que lleva varios días en huelga de hambre, de lo que conocieron a través de una llamada telefónica de un recluso, que además añadió que se encuentra delicado de salud.

Manzanillo, Granma, 18 de marzo de 2014.


 

Scroll To Top