Viernes , 24 Marzo 2017
Solo algunos miembros de la Sociedad Civil Independiente lograron llegar a la entrega del “Primer Premio Oswaldo Payá Libertad y Vida” en La Habana, Cuba

Solo algunos miembros de la Sociedad Civil Independiente lograron llegar a la entrega del “Primer Premio Oswaldo Payá Libertad y Vida” en La Habana, Cuba

El régimen impidió que Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), el ex presidente mexicano Felipe Calderón y la exministra chilena Mariana Aylwin acudieran al evento negándoles sus visados. Juan Carlos Vargas, coordinador en Chile de la Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia, sí pudo subir al avión con destino a La Habana, aunque al llegar a la capital cubana fue retenido por las autoridades y expulsado del país en otro vuelo horas después

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, afirmó este miércoles que las autoridades de Cuba le negaron visado para una visita en la que debía recibir un premio otorgado por una organización de la disidencia. “Mi solicitud de visa para el pasaporte oficial de la OEA fue denegada por el Consulado de Cuba en Washington”, sostuvo Almagro en una carta a la organizadora de los premios, Rosa María Payá, hija del disidente Oswaldo Payá, muerto en 2012.

A la ex ministra chilena Mariana Aylwin le sucedió algo parecido el lunes. La embajada cubana en Chile aseguró hoy que la ex ministra, a quien se le impidió viajar a La Habana el pasado lunes, tenía la intención de participar en una “grave provocación internacional” para generar “inestabilidad interna” en la isla. La legación se refería al acto de homenaje al disidente cubano Oswaldo Payá, fallecido en 2012, organizado por la Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia, entidad que preside su hija, la opositora Rosa María Payá.”Una grave provocación internacional contra el Gobierno cubano fue gestada por un grupo ilegal anticubano que actúa contra el orden constitucional y que concita el repudio del pueblo, con el contubernio y financiamiento de políticos e instituciones extranjeras”, señaló la embajada en un comunicado. Agregó que la actividad, prevista para este miércoles, tiene la intención de “generar inestabilidad interna” y afectar las relaciones diplomáticas de Cuba con otros países. La embajada cubana en Chile afirmó que entre los involucrados en esta acción está Mariana Aylwin, que iba a recoger un premio póstumo a su padre, Patricio Aylwin, primer presidente de la democracia en Chile tras la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

Las autoridades migratorias cubanas también prohibieron la entrada a la isla al ex presidente mexicano Felipe Calderón, que estaba invitado al homenaje a Payá. Según la legación cubana en Chile, el Gobierno de Raúl Castro realizó de forma “discreta y constructiva” gestiones para “informar, disuadir y prevenir que se consumara la provocación”, y consideró que la polémica que se generó en el país austral fue producto de la “manipulación con fines políticos internos”. “La Embajada manifiesta que a nuestro país le asiste el derecho soberano de decidir sobre el ingreso al territorio nacional de ciudadanos extranjeros y a defenderse de este tipo de actos injerencistas, dirigidos a subvertir el orden jurídico vigente en Cuba”, añadió.

Juan Carlos Vargas, coordinador en Chile de la Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia, sí pudo subir al avión con destino a La Habana, aunque al llegar a la capital cubana fue retenido por las autoridades y expulsado del país en otro vuelo horas después, según relató el afectado a medios locales. El Gobierno chileno lamentó ayer la decisión de las autoridades cubanas y anunció que llamaría a informar al embajador en La Habana.


 

Scroll To Top