Miércoles , 26 Abril 2017

Reacción en cadena

Según el Delegado del Presidio Político “Pedro Luis Boitel” en la prisión Kilo7, en la provincia de Camagüey, nombrado Ángel García Rivero, quien se encuentra en estos momentos en el hospital de la prisión de máxima seguridad Kilo 8, de la misma localidad; el pasado día 19 de enero en horas de la noche, recibió la visita de una comisión de altos oficiales de la Dirección Nacional de Cárceles y Prisiones.

Los directivos le expresaron que ellos sabían que él era un preso político y que además era periodista independiente, y le realizaron toda una serie de preguntas vinculadas con denuncias que se han hecho públicas a través de la Red Cubana de Comunicadores Comunitarios.

Quisieron conocer si en esa prisión se maltrataban los reos y los nombres de los oficiales que lo hacían. También lo inquirieron sobre el trato que había recibido en el hospital– donde está ingresado – por parte de los médicos y muy en particular por la golpiza que recibió el recluso enfermo mental Lourdes Samperes de 47 años de edad y natural de Las Tunas.

Después de que la comisión concluyera su conversatorio con Ángel, interrogaron a Lourdes, que corroboró la veracidad de la golpiza que se había denunciado y  los nombres de los oficiales vinculados al hecho: el oficial de guardia superior capitán Adams, el teniente Rodolfo y el suboficial Michel, entre otros.

                                                                                                                                                            Camagüey, 30 de enero de 2014.


 

Scroll To Top