Domingo , 25 Junio 2017

Pueblo chiquito, infierno grande

Elacirer Pérez Rivero, padece de hipertensión arterial y amigdalitis, vive en Niquero, provincia Granma, y fue afectada por el ciclón Denis, hace  aproximadamente  7 años. El régimen nunca le ha dado nada para la reconstrucción de su vivienda, y las veces que ha acudido al delegado del Poder Popular, primero a Maida Sosa, y luego a Alberto Tamayo, le han respondido que no hay materiales para los afectados, y que no siga de escandalosa y revoltosa en las reuniones.

Situación semejante presenta Estrella Guevara de 65 años de edad y viuda, vive en un rancho que la llaman de “facilidad temporal” y nunca ha recibido materiales de construcción, sin embargo la empresa cárnica levanta a su alrededor una cerca con más de 40 mil bloques para evitar le roben. Con esos bloques podrían construir las viviendas de diez o doce familias diferentes,  afectadas por el ciclón.

Sin embargo, haciendo uso del refrán pueblo chiquito, infierno grande,  las personas de la localidad ven y se preguntan: ¿de dónde salen los recursos constructivos, para levantar las placas de las viviendas de los hijos del ex presidente de la Asamblea Municipal del Poder Popular de este territorio?

Niquero, Granma, 1ro de marzo de 2014.


 

Scroll To Top