Viernes , 23 Junio 2017

Presos políticos

El preso político Marcelino Abreu Bonora se mantiene en huelga de hambre en el hospital “Arnaldo Milián”, en Villa Clara. Lleva más de 73 días  en huelga. Tiene la presión arterial en 60/50, y le están suministrando oxígeno. Su huelga es en protesta por la sanción impuesta de cuatro años de privación de libertad, por los delitos de atentado, resistencia, y daños.

En la prisión de Quivicán, en la provincia  Mayabeque, el preso político Osvaldo Rodríguez  Acosta denunció los maltratos y torturas a que es sometido.

El pasado 4 de noviembre fue golpeado por el capitán Yoelvis. El día 6 del mismo mes, cuando fue dejado por más de cuatro horas, de pie y esposado, esperando por el coronel Diosdado,  el preso  se desmayó.

A causa de las torturas antes mencionadas, hace más de 20 dias que tiene una mano acalambrada, pero no ha recibido asistencia médica.

El pasado 15 de noviembre, cuando les correspondía la visita, él y su hijo, Osvaldo Rodríguez, quien está preso con él en Quivicán,  fueron desnudados  más de tres veces. A causa de lo antes expuesto, el hijo no quiso salir a la visita familiar del día 22 de noviembre. Le han ocasionado un trauma sicológico al punto que no quiere recibir más visitas.

A ambos les han advertido de  que si continúan dando informaciones a la contrarrevolución, si no se ponen la ropa de preso y no participan en los actos políticos, serán enviados a prisiones de la región oriental.

Un oficial de la SE le dijo a Osvaldo Rodríguez padre que era un mercenario porque recibía remesas del exterior.

El pasado 27 de noviembre, Osvaldo Rodriguez hijo debía ser llevado al hospital debido a que está padeciendo desde hace más de 20 días de fuertes dolores en un oído, pero la jefatura de la prisión le manifestó que no tenían transporte para llevarlo, según refirió su madre,  Juana Castillo Acosta.

La presa política Madeline Lazara Caraballo Betancourt, quien se encuentra cumpliendo una sanción de tres años de privación de libertad, de los cuales ha cumplido  un año y dos meses cumplidos, está padeciendo de la presión arterial. Según dijo,  no se le baja con los medicamentos que tiene diagnosticados.


 

Scroll To Top