Jueves , 22 Junio 2017

Preso sin cometer delito

Mercedes Moreno Igarza, reside en Kilometro 14 y medio, Vía Blanca, zona 13, Alamar, municipio de Habana del Este, la Habana, es la madre de Orlando Caricabux Moreno, de 29 años, acusado de robo con fuerza en las cosas, hurto y sacrificio de ganado mayor, en la Operación Tauro.

Según refirió,  su hijo fue acusado de los tres delitos antes mencionados, quedando el de Tauro con Expediente de fase Preparatoria EFP 703/2013, firmado por el instructor, sub tte Ramón de Armas Fernández, perteneciente al DTICO IV.

El pasado 6 de septiembre, a las 6 de la tarde, se personaron en la vivienda antes mencionada, 4 motos del Departamento Técnico de Investigaciones (DTI), 3 carros patrulleros, el jefe de la 15 unidad de alamar, y más de 50 agentes del orden público, que sin explicaciones, sin orden de registro ni detención ni testigos del  CDR efectuaron un registro por un supuesto sacrificio de ganado.

La fuente y su nuera, Joise Jaramillo, fueron obligadas a firmar un documento como las testigos oculares. En el registro arbitrario, que terminó a las 10 de la noche, no encontraron lo que supuestamente andaban buscando. Solo encontraron un poco de pidadillo de pavo y dos huevos.

Al concluir el registro, le dijeron a Mercedes que a su hijo se lo llevaban “para hacerle unas preguntas”. A su hermana, Martha Moreno, que estaba grabando con su celular lo que la policía estaba haciendo, la atraparon y la obligaron con amenazas a borrar las pruebas.

Al otro día, Moreno Igarza y su nuera al ver que no regresaba Orlando, se dirigieron a la 15 unidad, allí le informaron que se encontraba detenido por 60 días bajo investigación.

Permaneció en dicha unidad 28 días hasta que lo trasladaron para la prisión de Valle Grande, situada en la Lisa, al oeste de la Habana.

Desde el instaste en que fue acusado Orlando Caricabux Moreno, sin pruebas testificales, Mercedes Moreno ha escrito y se ha presentado en diversas instancias gubernamentales, Atención a la Ciudadanía, Fiscalía municipal y provincial y la Fiscalía General de la República, sin recibir respuesta a su súplica de madre.

Ha sido maltratada verbalmente por el instructor. El abogado ha solicitado tres cambios de medida, los cuales le  han sido denegadas por la fiscal, quien ha expresado que “no lo quiere en la calle, aunque no haya cometido el delito”.

Asegura la fuente que la policía y la fiscalía han sido comprados por el que cometió el delito, que les ha facilitado grandes sumas de dinero.


 

Scroll To Top