Miércoles , 26 Abril 2017

Preparan la Cumbre de la CELAC

A las 3:00 pm –hora aproximada- del día 24 de enero, el doctor Santiago Emilio Márquez Frías, miembro de la Red Cubana de Comunicadores Comunitarios, se encontraba sentado en la puerta de su vivienda, sita en la  Loinás  127 entre Martí y José Miguel Gómez, Manzanillo, Granma, cuando se le aproximó un grupo de personas entre ellos militantes del Partido, aparentemente dirigidos por la Secretaria Municipal de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), pero al fondo del grupo estaba el oficial de la Seguridad del Estado Camilo Mandiel (alias el Joker) y el jefe de este órgano en  Manzanillo, que dice llamarse Oscar.

De forma prepotente le preguntaron a Santiago por su esposa Tania de la Torre Montesinos y él les inquirió: “¿quién la busca?”, respondiéndole: el pueblo y lo empujaron y golpearon para hacerse paso. Al oír el escándalo Tania y su hija Ariuska salieron al portal y también fueron empujadas y golpeadas en la espalda, brazos y en particular a Ariuska le rompieron la boca.

Los partidarios del régimen gritaban descontroladamente insultos y blasfemias, y finalmente Marisela la Secretaria de la FMC les dijo que no los iban a dejar salir de su casa los días 28 y 29 de enero, mientras que se estuviera celebrando la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), que si lo hacían los iban a matar.

Este acto también se repitió en otras viviendas de miembros de la Red en la localidad, ellos fueron: Leonardo Cancío Santana Ponce, Xiomara Moncada Almaguer, Diarelis Doris Fuentes Díaz, Maricsel Escalona Rondón, y Osmara Catalina Bertot Agüero. Los mismos personajes fueron trasladándose de una casa a otra.

La Habana, 25 de enero de 2014.


 

Scroll To Top