Miércoles , 28 Junio 2017

No podemos hacer nada

En la calle  San Francisco # 264 entre Lawton y Armas, en la barriada de La Víbora, municipio 10 de Octubre, hay una vivienda declarada en estado crítico con peligro de derrumbe desde el año 1979.  Caridad Rivero Díaz vive allí, ella está enferma y ha sido sometida a varias intervenciones quirúrgicas, y está en espera de otra más.  Vive con su hermano, que también tiene problemas de salud y con dos hijas y dos niños de tres y ocho años respectivamente.

Nos comenta que desde las recientes lluvias por la entrada de un frente frío, fueron a verlos representantes del gobierno junto a la PNR (Policía Nacional Revolucionaria) para desalojar el lugar, mandándola para un hogar materno con derecho de un acompañante, a las hijas con los niños para una escuela, comprometiéndose a resolverle en 72 horas un lugar donde vivir.

Pasados cuatro días -en condiciones infrahumanas- afirma la señora que decidió volver a la vivienda por temor de perder sus bienes, ya que el gobierno no se responsabiliza de las pérdidas.

Se dirigió al Vicepresidente del Gobierno Municipal, nombrado Rey Pastor, para comunicarle que se estaba cayendo a trozos la vivienda y que esto ocasionaría daños más graves porque hay familias alrededor, tendidos eléctricos, tuberías de gas y frecuentemente pasan niños dirigiéndose para la escuela. La respuesta de este dirigente fue: “No podemos hacer nada”.

La Habana, 4 de marzo de 2014.


 

Scroll To Top