Miércoles , 24 Mayo 2017

Niño que no es la esperanza del mundo

Pedro Antonio Vázquez Jiménez es un niño de diez años de edad, su madre Lázara Jiménez García es opositora y miembro de la Red Cubana de Comunicadores Comunitarios. Viven en la calle Astillero # 198, entre Sol y Loma, Manzanillo, Granma.

Pedrito visitó a su abuela Marisela Escalona Rondón, el pasado 12 de febrero en horas de la tarde y se dirigió a la calle Cocal para jugar con sus amiguitos, cuando las hermanas María y Dunia Oliva Villegas, enfermera y profesora respectivamente, vecinas de la calle Cocal # 171, entre Sol y Plácido, le dijeron al niño: “Negro de m…., hijo y nieto de terroristas, no puedes jugar más con los niños de los revolucionarios”.

Cuando la madre y la abuela fueron a reclamarle por esa expresión, se sumó Marta Gloria Labrada Hernández, otra persona que ha reprimido a esta familia, vecina de calle Sol No. 342 entre Cocal y Avenida Paquito Rosales y les planteó que iba a reunir a todos los vecinos de la cuadra para tomar medidas severas contra ellas.

Manzanillo, 20 de febrero de 2014.


 

Scroll To Top