Domingo , 30 Abril 2017
Mesa de diálogo “La actualidad cubana desde la perspectiva de la sociedad civil”

Mesa de diálogo “La actualidad cubana desde la perspectiva de la sociedad civil”

El OCDH reúne en Madrid a distintas organizaciones de la sociedad civil cubana en la mesa de diálogo “La actualidad cubana desde la perspectiva de la sociedad civil”. 20 cubanos que trabajan por los derechos humanos en Cuba pudieron reunirse libremente y compartir experiencias, líneas de trabajo, objetivos y visiones de futuro. Algo que en Cuba hubiese sido imposible.

Nos acompañaron en esta mesa de diálogo Carlos Quesada y Pedro Cortés, del Institute on Race, Equality and Human Rights en Washington; Alberto Díaz Arcones, Responsable del área LGTBI de la Comunidad de Madrid; Rafael Salazar y Samir Garbachi, miembros de la Confederación COLEGAS España; los representantes de organizaciones cubanas:  Kirenia Yalit, de la Mesa de Diálogo de la Juventud Cubana; Juana Mora, de Arco Iris Libre de Cuba; Lidia Romero, del Grupo Manos; Mario Jose Delgado del Movimiento Cristiano LGBTI Divina Esperanza; Nelson Gandulla, de la Fundación Cubana por los Derechos LGBTI y Juan Antonio Madrazo, coordinador del Comité Ciudadanos por la Integración Racial (CIR); además contamos con la enriquecedora participación del grupo de becarios del OCDH que se encuentran en estos momentos realizando el “Programa de Especialización en Procesos de Transición, Democracia y Gobernanza” en Madrid, que se enmarca en nuestro Programa “Iniciativas para el fortalecimiento de las organizaciones de la sociedad civil cubanas”.

Tras dos horas de diálogo exponemos aquí los temas que más interés suscitaron entre los participantes:

Mariela Castro y las organizaciones de la sociedad civil

Juana Mora reconoció que si se habla de la comunidad LCBTI en Cuba es gracias a Mariela Castro -la hija del presidente de Cuba lidera el movimiento en pro de los derechos de la comunidad LGBTI en la isla-, destacando, eso sí, el carácter dinástico (“Mariela heredó el cargo”) de su nombramiento como directora del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex). El problema surge cuando desde la sociedad civil independiente se generan organizaciones que luchan por los derechos de la comunidad LGBTI, como Arco Iris Libre Cuba que, al no ser reconocidas por el gobierno, no cuentan con su respaldo. Para Kineria Yalit el gobierno cubano impide que estas organizaciones sean registradas con procedimientos burocráticos infinitos que finalmente deniegan otorgarles la personalidad jurídica. Juana Mora analiza, además, la limitación de legalizar su organización, ya que, según la Ley de Asociaciones, ninguna asociación podrá ser legalizada cuando aparezca inscrita otra con idénticos o similares objetivos o denominación a la que se pretende constituir, y como ya existe la de Mariela Castro, ninguna otra asociación con los mismos fines puede legalizarse en Cuba.

Cuba y los prejuicios ideológicos

Alberto Díaz Arcones detalló aspectos de la Ley de protección integral contra la discriminación por diversidad sexual y de género de la Comunidad de Madrid, que incluye programas de concienciación, información y formación a empleados públicos. Los representantes de organizaciones cubanas LGTBI señalaron que precisamente los empleados públicos en Cuba y concretamente la policía política son quienes persiguen, atacan y denigran al colectivo LGBTI. “En Cuba un homosexual no tiene prácticamente apoyos”, dijo Rafael Salazar de COLEGAS España, quien conoce muy bien la realidad de esta comunidad en Cuba.

Propaganda VS Documentación

“Si no hay libertad, todo lo demás sobra”, son palabras de Rafael Salazar, quien reconoce que la propaganda cubana ha sido un éxito y que es muy difícil competir con ella, pero insiste en que es primordial dar visibilidad internacional de la oposición. Kirenia Yalit coincide en que el problema de la realidad de la sociedad civil cubana es un problema de libertades, y que hay que educar e incentivar a la participación. Yalit destacó que ante el aumento de represión por parte del gobierno es fundamental la documentación; que absolutamente todos los casos en los que se violen los derechos humanos se documenten y se envíen al exterior y a los medios de comunicación, considerándola la más útil herramienta ante la exitosa propaganda del régimen. Carlos Amel Oliva, becario del OCDH y líder juvenil de Unpacu habló de la gran repercusión que los videos de esta organización están generando a nivel internacional, pudiendo denunciar cada caso de represión y violación de los derechos humanos. La Confederación COLEGAS España insistió en que es necesario contar con información fidedigna de lo que está pasando en Cuba, en todo lo relativo a la comunidad LGBTI.

Fortalecimiento de Alianzas

Si hubo consenso absoluto en algún aspecto, este fue en la valoración de realizar encuentros “en espacios privilegiados como este para generar conexiones”, como señaló Enix Berrio.

Conscientes de que el escaso acceso a internet y conocimiento popular sobre las nuevas tecnologías de la información es muy pobre y limitado, la posibilidad de realizar reuniones juega un papel inestimable para estas organizaciones.

Cuba y Trump

“El posicionamiento internacional de Cuba es que todo va muy bien”, palabras de Enix Berrio, quien insiste en que todo el mundo cree que con la muerte de Raúl Castro todo está solucionado pero que “la solución la tiene el pueblo”. Añade que “los próximos años serán críticos y que las organizaciones necesitan una estrategia común”.

Respecto a las relaciones Cuba – Estado Unidos, los participantes se muestran expectantes pero optimistas tras la elección de Trump como presidente de los Estado Unidos; coinciden en que es pronto para manifestarse teniendo en cuenta que el tema Cuba se encuentra aún arrinconado en la agenda del presidente electo.

Señalaron los integrantes del coloquio que la orden emitida por televisión del inicio del Bastión 2016 responde a una estrategia de “intimidación” por parte del régimen, con tinte algo ‘cómico’ para algunos.

Logros:

  • Generación de conexiones, cauces y coordinación entre las distintas organizaciones asistentes al coloquio.
  • Compromiso del OCDH con las organizaciones LBGTI cubanas, siendo instrumento de difusión de todas sus denuncias.
  • Compromiso político de la Confederación COLEGAS con Cuba, compromiso político con la libertad.

Madrid, 18 de noviembre de 2016


 

Scroll To Top