Viernes , 23 Junio 2017

Maltrato a los usuarios en Cadeca

cadecamaltratoEl pasado 5 de noviembre mi esposo Yazmani Nicles Abad,  se  dirigió a la  Casa de Cambio (Cadeca) que está ubicada en la calle Belascoaín y Zanja  para hacer un canje de divisa.

Al llegar le dijo a la cajera -con voz mesurada-  que solo quería cambiar la tercera parte del billete en cuc (peso cubano convertible)  y que el resto se lo devolviera en la misma moneda, la empleada que lo atendió que fue la de la segunda ventanilla, hizo la transacción, pero no como él se lo pidió, a pesar de habérselo dicho en tres ocasiones; canjeó todo en cuc, con lo cual mi esposo no estuvo de acuerdo y se negó a recibir el dinero en esas condiciones.

La cajera le dijo que no lo oyó, pero que ya la transacción estaba hecha y que no había marcha atrás. Al rehusarse a recibir el mal servicio, la empleada lo ofende diciéndole, que tenía que hablar más alto y como un hombrecito, que por hablar tan flojito había surgido el problema. Mi esposo le refutó que es buena educación hablar en voz baja, y que esas no eran formas de dirigirse al cliente.

Ella llamó a la Jefa de Sala para plantearle la situación, la cual se puso de su parte en vez de llamarle la atención y tratar de dar alguna solución a lo que se había provocado, por un mal entendido y la mala forma de su subordinada.

Le devolvieron el mismo billete que él quería cambiar inicialmente.  Al llegar a la casa me contó lo sucedido, con gran impotencia porque la dependiente era mujer y no quiso polemizar por respeto, pero yo estaba con dos amigas y nos fuimos nuevamente al lugar.

Nos dirigimos a la cajera en cuestión para que nos explicara por qué no se le quiso hacer el cambio a mi esposo como está establecido y además por qué lo ofendió por hablar en forma educada. La trabajadora, con apoyo de sus compañeras, dijo que el problema era que no había cambio y que teníamos que marcharnos. No obstante después de algún careo, y muchas formas descompuestas de contestar, por espacio de más de diez minutos y delante del resto de los usuarios, que nos daban la razón a nosotras, apareció el cambio.

La Habana, 7 de noviembre de 2013.


 

Scroll To Top