Las múltiples crisis acumuladas del totalitarismo cubano frente al COVID-19: el sistema económico

Las múltiples crisis acumuladas del totalitarismo cubano frente al COVID-19: el sistema económico

La crisis económica endémica estructural desde hace 30 años en el país, responsabilidad del gobierno cubano, genera obstáculos dramáticos para enfrent

Observatorio Cubano de Derechos Humanos a Josep Borrell: «Reciba y escuche» en La Habana a los opositores, «única manera de conocer las dos caras de la realidad cubana»
OCDH condemns repressive wave by the Cuban government against protests due to racism and violence after the death of a young black man at the hands of the Cuban police
Políticos europeos se suman a la campaña «Ningún preso político cubano invisibilizado», promovida por el OCDH

La crisis económica endémica estructural desde hace 30 años en el país, responsabilidad del gobierno cubano, genera obstáculos dramáticos para enfrentar la epidemia en Cuba.

Las fuerzas productivas siguen sin ser liberadas y la economía sigue prisionera de la centralización y la improductividad de las empresas estatales. La actividad privada individual y cooperativa para producir bienes y servicios sigue asfixiada por política gubernamental.

Una economía en recesión por las erráticas políticas del gobierno, sigue manteniendo la escasez de alimentos, productos de aseo, inseguridad de medicamentos y la inseguridad alimentaria, a ello se suma la irregularidad en el abasto de agua por camiones cisternas a un 85% de la población, y una ausencia de sistema de recogida de basura, que empeora las condiciones higiénicas y facilita la expansión del virus.

Los datos macroeconómicos de la primitiva economía cubana auguran una situación de desastre próximo: “La agónica economía cubana ha bajado sus exportaciones en un 55% en los últimos seis años, su intercambio comercial de bienes ha disminuido un 30,68% en igual período de tiempo, y el turismo pudiera caer por debajo de la cifra de los tres millones de visitantes. Es previsible que, de agravarse el suministro de petróleo a la Isla y expandirse la epidemia del Covid-19, la economía del país pueda colapsar a finales del primer semestre del año”.

[ Continuar leyendo en Observatorio de Derechos Económicos ]