La UE financió con tres millones de euros a la Universidad Central de Las Villas, la más represiva de Cuba

La UE financió con tres millones de euros a la Universidad Central de Las Villas, la más represiva de Cuba

Otras partidas también terminaron en organismos controlados por el Partido Comunista como la Federación de Mujeres Cubanas o el Poder Popular. Madrid

Observatorio Cubano de Derechos Humanos condena retención de ayuda humanitaria por parte del Gobierno de Cuba
Observatorio Cubano de Derechos Humanos denuncia que La Habana impide próxima visita de Guillermo Fariñas al Parlamento Europeo
Pedro Sánchez debe hacer énfasis en la crítica situación de los derechos humanos en Cuba
Otras partidas también terminaron en organismos controlados por el Partido Comunista como la Federación de Mujeres Cubanas o el Poder Popular.

Madrid, 9 de junio de 2021

La Unión Europea (UE) financió en 2019 con tres millones de euros a la Universidad Central de Las Villas, la más represiva de Cuba, según consta en documentos oficiales del bloque comunitario.

La Universidad Central de Las Villas ha expulsado en los últimos años a al menos 15 estudiantes y a una profesora por motivos políticos.

La propia institución, en un comunicado oficial, reconoció que la expulsiòn de la estudiante de Periodismo Karla María Pérez González se debía a que: «…está claro que la joven no apoya el proyecto social cubano (…) exige cambios en el sistema como el pluripartidismo, las elecciones ‘libres’ y la economía de mercado (…) El ingreso a esta carrera exige responsabilidad y compromiso con los fines de la sociedad socialista».

En declaraciones a la BBC, Pérez González dijo entonces que la habían expulsado «por no comulgar con las ideas comunistas y no comulgar con el sistema socialista cubano».

La profesora Dalila Rodríguez, expulsada en abril de 2017, denunció que, según datos proporcionados por el rector Andrés Castro Alegría «en los últimos meses se han expulsado a 15 personas de la Universidad».

«Todas las expulsiones han sido por motivos políticos y las reuniones han sido para explicar los motivos por los que han expulsado a cada una de esas personas», agregó la docente.

En 2018, la Unión Europea financió un proyecto de Oxfam, que incluía como aliado a la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), la única organización femenina permitida en Cuba y brazo represivo del Partido Comunista para ese sector. El proyecto estaba dotado de casi dos millones de euros, aunque se desconoce la cifra final entregada por Oxfam a cada organización oficialista.

La FMC ha liderado, junto al Ministerio del Interior, la estrategia represiva contra las Damas de Blanco y otras mujeres opositoras en Cuba.

En 2005, la FMC advirtió a las mujeres disidentes, tras un violento acto de repudio: «No vamos a permitir que nos tomen las calles (…) lo vamos a hacer el día que sea y a la hora que sea. Defenderemos la revolución».

En 2018, la Unión Europea también financió al Poder Popular Provincial de La Habana, un organismo gubernamental, con un millón y medio de euros para el llamado «corredor cultural calle Línea».

«Vistos estos datos, mostramos nuestra preocupación por la transferencia de recursos financieros de la UE a organismos estatales cubanos y a entidades abiertamente represivas. Es decepcionante que ninguno de los fondos europeos para Cuba haya sido utilizado en programas de promoción y defensa de los derechos civiles y políticos y la democracia», dijo el Observatorio Cubano de Derechos Humanos.