Lunes , 27 Marzo 2017
LA CELAC. CASTRO FIJA POSICIONES

LA CELAC. CASTRO FIJA POSICIONES

El pasado 25 de enero del año en curso se celebró en Punta Cana, República Dominicana, la V Cumbre de la CELAC, el mecanismo de integración Latino Americano más importante del Continente y donde están representados la mayor parte de los países de América Latina y del Caribe.

La CELAC fue creada en Caracas en el año 2011, y en ella el mismo Raúl expresó “la unidad e integración política, económica, social y cultural de América Latina y el Caribe constituye (…) una necesidad para enfrentar con éxito los desafíos que se nos presentan como región”.

Desde ese entonces este mecanismo de integración latinoamericano ha representado con éxito los intereses de nuestros pueblos latinoamericanos en menor o mayor grado, aunque en la actualidad ya no existe en la misma la preponderancia de los países de izquierda gracias a la ascensión al poder de Presidentes de tendencias democráticas que influyen en las declaraciones y posiciones de la CELAC. Los desafíos que señalaba el Sr, Raúl Castro se referían directamente a las decisiones y posiciones que provienen desde los EE.UU.

Con la ascensión al poder del Sr. Donald Trump las preocupaciones de los países latinoamericanos han ido en aumento; pues hasta el momento, ha comenzado a cumplir lo que prometió  en su campaña electoral aplicando una política nacionalista y proteccionista que de una manera u otra afectará básicamente la economía de estos países.

Hasta el momento el Sr. Trump no ha realizado ninguna declaración acerca del tema Cuba o tomado alguna medida al respecto; sin embargo ya, el Sr. Raúl Castro ha aprovechado su discurso en la CELAC para fijar la posición del gobierno de La Habana y cito,

“Deseo expresar la voluntad de Cuba de continuar negociando los asuntos bilaterales pendientes con Estados Unidos, sobre la base de la igualdad, la reciprocidad y el respeto a la soberanía y la independencia de nuestro país, y de proseguir el diálogo respetuoso y la cooperación en temas de interés común con el nuevo gobierno del presidente Donald Trump. Cuba y Estados Unidos pueden cooperar y convivir civilizadamente, respetando las diferencias y promoviendo todo aquello que beneficie a ambos países y pueblos, pero no debe esperarse que para ello Cuba realice concesiones inherentes a su soberanía e independencia.”

¿Qué nos está queriendo decir el Sr. Raúl Castro con esta intervención en la CELAC?

Que el gobierno de La Habana no está dispuesto a ceder ni un ápice en cuanto a la posición asumida durante las negociaciones con la anterior administración y que se mantendrá intransigente con relación a las violaciones de los DD.HH. que se cometen a diario, que no reconocerá los Partidos Políticos, que no permitirá elecciones libres y tampoco permitirá la libre asociación, que mantendrá el control absoluto sobre las exportaciones e importaciones, que mantendrá el control absoluto sobre las inversiones, la contratación de personal etc. Nada que afecte su permanencia en el poder.

No creemos que el Sr. Trump acepte como buenas estas posiciones teniendo en cuenta lo que ha declarado, su condición de Republicano y Empresario amén de la política económica que ha comenzado a impulsar con las medidas firmadas hasta el momento.

 


 

Scroll To Top