Lunes , 27 Marzo 2017

Intrépido atraco en una cooperativa de Artemisa

Cuatro ciudadanos acusados de ser los principales sospechosos del robo efectuado –la pasada semana- durante horas de la madrugada en la Cooperativa de Producción Agropecuaria (CPA) Amistad Cuba-Países Nórdicos, fueron conducidos a la unidad municipal de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) del municipio Güira de Melena, provincia Artemisa, según denuncia efectuada por el Presidente de la entidad agrícola.

Según se pudo conocer por un obrero de esa cooperativa, quien se identificó como Alain Ramos Forteza, las personas detenidas son trabajadores de ese enclave agropecuario, quienes tenían la responsabilidad de la custodia y protección del área de almacenes; así como del lugar donde se encontraban agrupados los sacos de semillas de papas destinados para la siembra de la campaña de frío. Además; refiere que los custodios sospechosos, se encontraban en su puesto de trabajo a la hora del robo; pero ellos alegan no haber sentido ningún ruido y nada anormal durante la noche y madrugada, explicación no admitida al parecer por los instructores policiales encargados del caso.

Otra fuente consultada, un trabajador del almacén central donde se efectuó el atraco, comunica que después de un inventario realizado en el referido depósito, se contabiliza el faltante de treinta pares de calzado (botas de goma), ropas de trabajo, doce galones de productos para la fumigación contra las plagas y ciento cuarenta y seis sacos de papas; pero aclara que en la inspección policial los peritos no encontraron rastros, tampoco huellas con valor identificativo; además, no se detectó que fueran violentados ninguno de los accesos de entrada. A lo anterior se debe añadir que no se halló que la cerradura fuera forzada, lo que hace el robo aún más misterioso e insólito.

Si son correctos los cálculos estimados por el personal calificado del Ministerio de la Agricultura (MINAGRI), esta Cooperativa -debido al “incomprensible” robo- dejará de cosechar en esta campaña papera un aproximado de 2044 quintales del tubérculo. Según estiman los técnicos en la materia, por cada saco sembrado debe de haber un rendimiento que oscila entre catorce y dieciséis bolsas de cien libras cada una, cuando la plantación es recolectada.

Mientras esto sucede en la cooperativa “Amistad Cuba-Países Nórdicos”, los vendedores ilegales especulan en las calles con la venta de ese producto envasado en pequeñas bolsas de polietileno, conocidas por todos como “jabitas”, las cuales venden a 1 cuc (25 pesos moneda nacional) la unidad, con total impunidad y a la vista cómplice de las autoridades gubernamentales que saben a la perfección cuál es el verdadero origen y procedencia del tubérculo.

¡Así se vive en Cuba! Se puede robar, lo que no se puede es disentir.

Artemisa, 7 de febrero de 2017


 

Scroll To Top