Viernes , 23 Junio 2017

Injusta Tropelía

El día 27 de septiembre a las 7:00 pm, en la vivienda del opositor y miembro de la Red Cubana de Comunicadores Comunitarios, José Ramón Ceruto Reyes, sita en Avenida Paquito Rosales # 17 e/ Terminal y Camilo Cienfuegos, en Manzanillo, Provincia Granma; le colocaron un cartel con la consigna gubernamental: “Volverán”, él lo arrancó y tiró hacia la calle. A las 10:00 pm el primer secretario del Partido Comunista de Cuba (PCC) en el municipio, Vladimir Rodríguez Zambrano, la coordinadora Juana Santisteban y la Presidenta del (CDR) Comité de Defensa de la Revolución # 9, junto a otras personas, gritaron frente a su vivienda: “Abajo la gusanera”, “Hay que darle fin a la contrarrevolución”.

En horas de la mañana del día 28, José Ramón fue conducido en el carro patrullero # 101 a la Unidad de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR), allí el oficial de la Seguridad del Estado de apellido Lao, lo amenazó con sancionarlo a dos años de privación de libertad, si volvía a quitar los carteles revolucionarios. Ceruto respondió que los retiraría cada vez que los colocaran en su fachada.

Es casi virtual el hecho de que el primer secretario del PCC de un municipio reprima personalmente a un disidente, porque no permita un pedazo de papel de propaganda en la fachada de su casa. ¡Esto sucede en Cuba!

Manzanillo, 1ro. de octubre de 2013.


 

Scroll To Top