Miércoles , 26 Abril 2017

Golpeado con peligro para su vida hijo de dama de blanco

El hijo de la dama de blanco Yaquelin Boni Hechavarria, Yasser Rivero Boni, quien se encuentra en la prisión del Combinado del Este, en la Habana, fue severamente golpeado por el carcelero Alcides el pasado 15 de marzo.

Como consecuencia de la golpiza, Rivero Boni se encuentra ingresado en la sala de terapia intensiva del Hospital Nacional de Reclusos, (HNR) de la prisión con peligro para su vida, informó su madre a esta reportera el miércoles 19 de marzo.

A las seis de la tarde del día 15, el carcelero Alcides se dirigió a Rivero Boni, gritándole delante de todos los presos ¨que él se iba acordar de él para toda su vida¨. Luego  lo esposó con las manos a la espalda y a rastras lo bajó por la escalera  desde el 4to piso Norte, para encerrarlo en una celda de castigo de un metro cuadrado.

El carcelero Alcides  mide 1.80, con un aproximado de 200 libras de peso corporal, Yasser Rivero Boni, mide 1.80 y pesa menos de 100 libras.

Antes de aplicarle otra tanda de golpes, el carcelero  abofeteó a Rivero Boni y le dijo  ¨o me tienes miedo o te mato, contrarrevolucionario ¨.  Seguida el carcelero le arrebató una tonfa a otro carcelero y la emprendió a propinarle golpes a Rivero Boni, quien los recibía con las manos esposadas en la espalda hasta perder el conocimiento.

El reo quedó con laceraciones y hematomas en todo el cuerpo, principalmente en el rostro y cabeza.

Los bastonazos en el rostro le produjeron una afectación en la cristalina corneal del ojo izquierdo que pudiera ocasionarle la pérdida de la visión de ese ojo.

Los golpes que recibió en la cabeza le ocasionaron una contusión craneal  que le ha originado fuertes cefaleas y mareos.

Decenas de presos corroboraron la información por vía telefónica. Declararon además que el mismo día oficiales de la policía política seleccionaron a cuatros reos paramilitares para entrevistarlos. Los presos se pusieron de acuerdo con los oficiales para declarar contra Yasser Rivero porque tienen miedo de perder el trabajo que realizan en la prisión.

En la mañana del día 19, en un Lada rojo, el oficial Andrés fue en busca de la madre de Yasser Rivero Boni, a su casa, para una supuesta entrevista en el prisión. Al llegar allí, a Yaquelin Boni la estaban esperando el segundo jefe del edificio uno y  los agentes de la policía política Lázaro y Néstor.

La excusa de la citación fue para justificar la golpiza propinada por el carcelero Alcides y para que viera las condiciones físicas en que se encuentra su hijo. Refirió la fuente también que las visitas son autorizadas por el jefe de la prisión, y que hasta el próximo sábado que fue citada para otra entrevista, no podrá verlo.

En la tarde del día 20, Yaquelin Boni  se dirigió a la Fiscalía Militar Occidental y a la Dirección de Cárceles y Prisiones de 15 y K, para hacerles entrega de la demanda contra el carcelero y otros que están involucrados en la golpiza, que los militares llaman “incidencia”.


 

Scroll To Top