Domingo , 25 Junio 2017

Fue sancionado activista de la CAPPF

El activista de la Comisión de Atención a Presos Políticos y sus Familiares (CAPPF), el preso político Julio Cesar Valdés Díaz, fue sancionado por el tribunal de Pinar del Río a dos años y seis meses de privación de libertad en un centro penitenciario, privado de todos los derechos penales, por el delito de desacato en la causa 9 de 2013.

Actualmente se encuentra en la prisión de 5 y medio, en Pinar del Río.

El pasado 3 de febrero, Cesar Valdés se encontraba sentado en una mesa consumiendo una botella de ron en moneda nacional, en el Bar, El Viñalero, ubicado en el municipio de Viñales, Pinar del Rio, cuando uno de los dependientes le comunicó que no podía estar sentado en ese lugar porque no estaba consumiendo en  CUC, que estaba ocupando una de las mesas de la instalación y que podía entorpecer a los turistas extranjeros. Díaz,  disgustado, gritó consignas  en contra del régimen, tales como “abajo Fidel”.

El tribunal lo acusó de ofender  a los líderes de la revolución, y en particular al presidente del Consejo de Estado y de Ministros, por una manera inconforme ante la solicitud efectuada, lo que podía resolverse con una queja al Poder Popular de la provincia, y no provocando la grosera alarma en el municipio de gran aglomeración de turismo internacional, propiciando el descrédito del sistema y colocando en riesgo la tranquilidad ciudadana al favorecer con su actitud a personas que  pudieran haberse sumado a sus proclamas¨. También dijo que lo condenaban ¨por tener antecedentes de peligrosidad social, haber sido sancionado por la misma causa, por tener varios intentos de salida ilegal del país, y ser un refugiado político de la Sección de Intereses de los Estados Unidos¨.

Por lo antes expuesto fue sancionado Julio Cesar Valdés Díaz fue sancionado por un tribunal   presidido por Yusnelvy Montané Menéndez e integrado  los jueces Juan José García Gavilán y Mariela Sánchez Maura, y la fiscal Lianet Delgado Páez.


 

Scroll To Top