https://www.youtube.com/watch?v=CkCM6pOiwJU

Ex fiscal de Palma Soriano sale al exilio y cuenta al OCDH cómo las sentencias las decide el Partido Comunista

“Las sentencias contra manifestantes del 11 de julio fueron elaboradas por el Partido Comunista antes de comenzar el juicio.” Madrid, 10 de mayo de 2

Observatorio Cubano de Derechos Humanos y Participatory Democracy Cultural Initiative denuncian en Miami el clima represivo en la isla y presentan el Primer Informe sobre Derechos Sociales
OCDH condena la detención en Cuba del líder anti-racismo Juan Antonio Madrazo Luna
Observatorio Cubano de Derechos Humanos exige la inmediata liberación del líder opositor Guillermo Fariñas
“Las sentencias contra manifestantes del 11 de julio fueron elaboradas por el Partido Comunista antes de comenzar el juicio.”

Madrid, 10 de mayo de 2022

Raucel Ocaña Parada, ex fiscal de Palma Soriano (provincia de Santiago de Cuba), en proceso de asilo político en Suiza, dijo al Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) que las sentencias contra manifestantes del 11 de julio fueron elaboradas por el Partido Comunista antes de comenzar el juicio.

“Ya prácticamente cuando se emite una sentencia referente a estos temas de personas que se manifiestan contra el gobierno, ya el fallo viene prejuzgado antes de que se haga el juicio. Ya el fiscal sabe lo que tiene que decir, el juez también sabe lo que tiene que hacer. Los órganos que están detrás dirigen el proceso judicial”, explicó en un video el solicitante de asilo.

Ocaña Parada estaba en Palma Soriano durante las protestas de julio pasado, aunque no participó directamente en el proceso, que estuvo a cargo de la jefa de la fiscalía municipal.

Palma Soriano fue la segunda ciudad del país en sumarse a las protestas, después de San Antonio de los Baños.

“Varias personas se presentaron frente al gobierno y al partido y allí manifestaron diferentes cuestiones. Debido a eso, la policía accionó, y de una forma u otra agredió a la población. Esto ocasionó que las personas se defendieran, una defensa legítima en un estado de necesidad. Nadie está de acuerdo en recibir golpes por solamente manifestar sus derechos”, añadió el ex fiscal.

En relación con el funcionamiento general de la justicia en Cuba, dijo que existen “ciertas presiones por parte de la jefatura, puesto que el fiscal en Cuba no tiene total autonomía para aplicar la ley”.

“Generalmente, la Jefatura coacciona y no apoya la propuesta del fiscal. Te dice que se deben tener en cuenta algunas cuestiones políticas del país, que no se debe ser tan benevolente y hay que asumir una posición de escarmiento, totalmente represiva”, afirma.

[ VER VÍDEO DE ENTREVISTA EN YOUTUBE ]