Domingo , 23 Abril 2017

En espera de una vivienda decorosa

Danay Canals Aramburo en estos momentos está sin residencia, ya que el día 7 de febrero el techo del comedor de su vivienda se desplomó, ocasionándole la muerte a su abuela paterna, una anciana de 96 años, y dos lesionados graves entre ellos un niño de 2 años que se encontraba de visita con su mamá.

Danay de 34 años de edad sufrió heridas en la cabeza, y en el brazo izquierdo del que hubo que intervenirla quirúrgicamente para pasarle una varilla.

Ella en varias ocasiones se dirigió a la Empresa Provincial de Servicios Especializados de la Construcción y al Vicepresidente para la Construcción del gobierno del municipio de 10 de Octubre, la respuesta que obtuvo fue  que irían en enero a supervisar su casa, para apuntalarla, pero nunca fueron.

En estos momentos se encuentra junto a su hija de 14 años, y su padre de 55, sin vivienda vagando tanto ellos como sus pertenencias, por  los  domicilios de algunos de sus familiares.

Pero como víctima de este derrumbe, también está  perjudicada, porque no ha podido hacer reposo ya que no tiene un hogar para cobijarse. Los puntos de la mitad de la cabeza no se los han quitado pues están infestados y todavía le están curando una profunda  herida que tuvo en el codo.

Ella está sin esperanzas, todos los días hace sus caminatas para ver el problema de su vivienda,   ya a los vecinos de arriba les dieron tres apartamentos, pero ella sigue en la calle vagando, sin esperanzas de nada.

La Habana, 1ro de marzo de 2014.


 

Scroll To Top