Domingo , 23 Abril 2017

El muerto al hoyo y el vivo vanguardia

La funeraria de Manzanillo, Granma, está situada en calle Martí, esquina a Calixto García y presenta un gran deterioro; así lo ha manifestado  su administrador Heriberto Quesada Muñiz.

Algunas situaciones que explican este descalabro son que: en las capillas 1 y 2 hay filtraciones en los techos y cuando llueve no se pueden realizar velatorios en las mismas, pero también existen goteras en otras áreas;  el lugar que se usa como auxiliar de cocina, no tiene vasos  ni tasas,  falta el herraje del servicio sanitario y en el almacén donde se guardan los ataúdes no tiene  llavín y  colocan una soga para cerrar la puerta.

Las coronas se confeccionan de forma deprimente, dan lástima ofrecérselas a los muertos, en primer lugar  por la mala calidad  de las flores que utilizan. Pero lo contraproducente resulta, que esta funeraria tenga el título de “Vanguardia Nacional” a pesar de todas las dificultades aquí relatadas.

Manzanillo, 11 de febrero de 2014.


 

Scroll To Top