Martes , 23 Mayo 2017
Comunicado del OCDH sobre acuerdo bilateral UE y Cuba

Comunicado del OCDH sobre acuerdo bilateral UE y Cuba

El respeto de los derechos humanos de todos los cubanos debe de ser la piedra angular de todo acuerdo.

Creemos en la democracia como sistema de gobierno que garantiza la pluralidad y  desarrolla  un marco de respeto a los derechos humanos y las libertades ciudadanas.

Manifestamos que Cuba es una realidad que no se agota en su gobierno, sino que incluye una gran diversidad, dentro de la sociedad, que no está representada por él, a la que hay que respetar y tener en cuenta.

Asumimos como un hecho consumado la modificación de la Posición Común.

Percibimos que hay voluntad de avanzar en las relaciones entre los países de la UE y Cuba.

Somos defensores del derecho de nuestro pueblo a alcanzar la prosperidad y el bienestar y esperamos que el gobierno cubano traduzca en acciones su intangible voluntad de avanzar en el proceso de reformas estructurales y jurídicas que necesitamos para formar parte del concierto de países democráticos.

Consideramos que resulta imprescindible,  para que ese proceso pueda ser considerado un proceso real de avance hacia espacios democráticos de participación, que la Unión Europea incluya como puntos vinculantes de su agenda para las negociaciones del nuevo marco de relaciones con Cuba las siguientes circunstancias:

1.- Hacer parte activa del proceso a la sociedad civil cubana, como agente y motor de cambio y progreso dotándola para ello de los recursos necesarios para la creación de espacios y proyectos de participación social verdaderamente independientes.

2- Teniendo en cuenta  que el gobierno cubano no ha sido capaz de garantizar para sus ciudadanos los derechos y las libertades básicas, el derecho a una vivienda digna, entre otros. La Unión Europea debe priorizar proyectos sociales promovidos desde el exterior, en coordinación directa con la sociedad civil cubana, solo así podría evidenciarse una verdadera apertura y una real voluntad de avanzar por el camino de las trasformaciones.

3.- Cualquier intento de mejorar las condiciones del pueblo de Cuba sin permitir en el proceso el libre flujo de los actores sociales y la participación plena de todos los segmentos de la nación cubana estará abocado al fracaso y solo serviría para revitalizar un sistema de segregación, insostenible política y económicamente.

4- El país hay que hacerlo entre todos los cubanos  en igualdad de condiciones. Sólo así estaremos construyendo un proyecto de país  sostenible, próspero y equitativo.

 

Observatorio Cubano de Derechos Humanos

Madrid, 9 de febrero de 2014


 

Scroll To Top