Casi doscientas  detenciones arbitrarias se registraron en Cuba en el primer mes del año

Casi doscientas detenciones arbitrarias se registraron en Cuba en el primer mes del año

Además, "volvemos a la época en que los activistas no podían salir de la Isla", denunció el Observatorio Cubano de Derechos Humanos. Madrid, 4 de feb

Policías le fracturan la cadera y le condenan a prisión domiciliaria
Observatorio Cubano de Derechos Humanos condena el encarcelamiento del periodista independiente Roberto de Jesús Quiñones Haces
OCDH denuncia desaparición del activista Enix Berrio Sardá ante grupos de trabajo de la ONU sobre detenciones arbitrarias y desapariciones forzosas
Además, «volvemos a la época en que los activistas no podían salir de la Isla», denunció el Observatorio Cubano de Derechos Humanos.

Madrid, 4 de febrero de 2020

Al menos 196 detenciones arbitrarias se registraron en Cuba en el primer mes del año contra activistas de derechos humanos y periodistas independientes.

Detenciones en la vía pública sin orden judicial, allanamientos de viviendas, multas, decomiso de bienes privados, amenazas y retenciones ilegales fueron algunas de las manifestaciones de la policía política cubana en enero.

Las provincias más afectadas fueron La Habana, Santiago de Cuba y Villa Clara, de acuerdo con los datos recopilados en la isla por la red de activistas del Observatorio Cubano de Derechos Humanos.

En enero, el gobierno cubano también impidió la salida del país a 14 personas, entre ellas los dirigentes opositores Eduardo Cardet y Manuel Cuesta Morúa. También a los periodistas independientes Reinaldo Escobar y Rolando Rodríguez Lobaina. A un activista exiliado y a un deportista se les negó la entrada a su país.

Los afectados fueron informados de la medida gubernamental antes de abordar sus vuelos, sin que mediara documento judicial alguno.

«De facto se está volviendo a la época en que los activistas no podían salir de la Isla. La mayoría están ‘regulados’, el eufemismo que el gobierno utiliza ahora para violar el derecho a entrar y salir libremente del país. Todo ello, con la agravante de que no dan explicaciones sobre las causas, lo que confirma su carácter arbitrario. En todos los casos predomina la falta de transparencia, más allá de que es un atropello que viola la libertad de movimiento de las personas», denunció el Observatorio Cubano de Derechos Humanos.