Jueves , 27 Abril 2017
Carta a los Ministros de Exteriores de la UE

Carta a los Ministros de Exteriores de la UE

Excelentísimos Señores Ministros de Relaciones Exteriores de la Unión Europea:

Con ocasión de vuestra próxima cita que tendrá como objetivo el diseñar un nuevo marco para las relaciones de la Unión Europea (UE) con Cuba, deseamos haceros llegar dos consideraciones que en nuestra opinión atañen a las decisiones que a este respecto pudieran tomarse.

Posición Común y Derechos Humanos

En los últimos años hay quien ha cuestionado la eficacia de la llamada Posición Común hacia Cuba, que condiciona el avance en la relaciones de la UE con la Isla a los progresos de esta última en materia de Derechos Humanos. El gobierno cubano, por su parte, siempre ha considerado que dicho instrumento es una intromisión en sus asuntos internos, precisamente porque le plantea exigencias en materia de derechos y libertades que, como todos sabemos, no está dispuesto a cumplir.

Entendemos las inquietudes y razones que cada estado europeo pueda tener frente a nuestro presente y futuro; presumimos que responden a lo que consideran mejor para el pueblo cubano. Nosotros también estamos a favor del diálogo político que desde Europa siempre se ha planteado; sin embargo, creemos que sería un error que, por las razones que fuere, se destierre de cualquier proceso o marco favorecedor a este diálogo con el gobierno de la isla,  las exigencias en materia de Derechos Humanos; no entendemos que el bien de los cubanos desde el punto de vista social, económico, político y cultural, pueda realizarse  en un contexto de represión y limitaciones a los derechos y libertades fundamentales, como el actual.

En este sentido, la existencia de una “cláusula democrática”, ya sea de aplicación previa o de carácter suspensivo, debe formar parte del contenido de cualquier instrumento europeo que afecte a la generalidad de los cubanos. Cualquier acuerdo bilateral de la UE con Cuba que no tenga en cuenta el asunto de los derechos humanos con la gravedad que la situación reclama, iría en detrimento de la propia Posición Común e implicaría una renuncia al paradigma que representa la Unión Europea.

Acuerdo UE y  ciudadanos cubanos

Sabemos que muchos de ustedes creen que un Acuerdo de Cooperación entre la UE y La Habana podría ayudar a salir del impasse actual en sus relaciones bilaterales y que, además, podría resultar una contribución eficaz para promover la transición en Cuba.

Creemos, con todo respeto, pero con franqueza, que si de verdad se quiere favorecer un proceso de transición habría que comenzar por incluir a todos los actores de la sociedad civil y la oposición, en Cuba y en el exilio, en las iniciativas que afecten a los intereses generales de los cubanos. De lo contrario, simplemente nos encontraríamos ante un acuerdo incompleto y poco verosímil, favorable a intereses ajenos a sus nobles pretensiones, que no beneficiaría a la sociedad cubana, quien seguramente lo interpretará como un mero continuismo en la aceptación de las reglas excluyentes de La Habana o (en el mejor de los casos) como un acto ingenuo y fallido.

Ustedes los saben: la transición política de un país solo tiene sentido y puede ser exitosa si intervienen en las conversaciones y decisiones preliminares todos los actores necesarios; de otra manera sólo sería un proceso de encuentros para hablar de los cubanos, pero no para hablar con los cubanos, y ni siquiera para hablar entre cubanos.

Señores Ministros,

Los demócratas trabajamos para lograr una sociedad justa con igualdad de derechos y oportunidades para todos, incluso sin excluir del futuro a muchos que hoy ocupan posiciones claves en el gobierno cubano. Pero sería importante no rebajar el nivel de exigencia a quienes deben aceptar que la dignidad humana y las libertades de todos deben ser respetadas; el país no les pertenece solamente a ellos, por mucho que lo hayan pretendido durante más de medio siglo. De ahí la necesidad de nuestras dos consideraciones; en resumen: respeto a los Derechos Humanos y diálogo incluyente con los cubanos y entre los cubanos.

Atentamente,
Alejandro González Raga              Elena Larrinaga de Luis
Director Ejecutivo                           Presidenta

Observatorio cubano de Derechos Humanos (OCDH)

 


 

  • LaCubanada

    Me sumo a esta carta.

  • Alfredos64

    Sólo tres adherentes a la carta: la cubanada, Alejandro Gonzales y Elena Larrinaga.

Scroll To Top