Carta a gobierno de Canadá acerca de presos políticos cubanos

Carta a gobierno de Canadá acerca de presos políticos cubanos

Compartimos la carta enviada por varias organizaciones cubanas que apoyan los derechos humanos y la causa de los presos políticos en Cuba, al Primer M

Cuba, 2020: entre la represión contra la sociedad civil y la violación de los derechos sociales, afirma el OCDH en su informe anual
Crece el rechazo de la ciudadanía a la nueva Constitución de Cuba: La mitad del censo mostraría su oposición
OCDH: Lejos de desmentir, la UE confirma que la universidad más represiva de Cuba recibió fondos europeos a través de un proyecto

Compartimos la carta enviada por varias organizaciones cubanas que apoyan los derechos humanos y la causa de los presos políticos en Cuba, al Primer Ministro y otros miembros del Gobierno de Canadá.

Cuba, Canadá, España
8 de junio de 2023

Sr. Justin Trudeau, Primer Ministro
Sra. Mélanie Joly, Ministra de Exteriores
Sr. Sean Fraser, Ministerio de Inmigración, Refugiados y Ciudadanía

Honorables miembros del Gobierno de Canadá:

 

El cubano de a pie vive momentos muy difíciles, producto de más de 60 años de un sistema que no respeta los derechos y libertades de la persona humana y que ha sido altamente ineficiente en lo económico. Pero si ese cubano común se siente golpeado y agobiado por la acumulación de crisis, por el hambre y la falta de futuro, ¿cómo creen que se sentirán los presos políticos y de conciencia cubanos?

Somos familiares y amigos de presos por motivos políticos y de conciencia en Cuba y cualquier descripción que queramos darle sobre la situación de éstos no podrá transmitir la realidad de injusticia, desespero y crueldad que están sufriendo. Comenzando por el hecho de que están presos por ejercer sus Derechos Humanos, por manifestarse pacíficamente contra el poder, que no solamente empobrece a todo el pueblo, sino que prohibe la más mínima crítica. El régimen totalitario cubano es hoy el mayor carcelero político del Hemisferio Occidental, teniendo en prisión incluso a menores de edad, adultos mayores, mujeres, personas enfermas, etc. y esto es algo que debería ser una preocupación de las democracias.

Sabemos que hay muchos problemas en el mundo y que cada país tiene sus retos, pero igual siempre hemos creído que Canadá tiene un compromiso internacional en favor de los Derechos Humanos y que realiza grandes esfuerzos para acoger a personas perseguidas por razones políticas (cubanos entre ellos) o desplazadas por conflictos en el mundo.

Somos conscientes de los importantes intereses económicos que tiene su país en Cuba, pero no creemos que la economía deba estar por encima de la dignidad y los Derechos Humanos de los cubanos, y que ello haga que se guarde silencio ante una situación tan grave que ya tiene carácter humanitario.

Acudimos a ustedes buscando solidaridad en nuestro afán incansable por lograr la liberación de nuestros seres queridos injustamente encarcelados. Una solidaridad que deseamos se exprese mediante actuaciones concretas como: exigir de manera firme la liberación inmediata de todos los presos políticos; y recibir a los familiares de los presos y a otros interesados en la causa de su liberación, para que puedan aportar de primera mano los detalles de la situación actual.

A inicios de febrero, el Cardenal Beniamino Stella expresó el deseo del Papa Francisco de que nuestros familiares y todos los presos políticos en Cuba fueran liberados y que regresaran a sus casas.

Recientemente ha estado en Cuba el Sr. Josep Borrell, alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, pero sus mayores preocupaciones fueron geopolíticas y de inversiones y pareciera que el acuciante -para millones de cubanos- tema de los Derechos Humanos fue diferido a otra cita en los próximos meses. Cabe señalar que durante la estancia del Sr. Borrell en Cuba, un grupo de al menos 15 presos políticos y de conciencia realizaron una acción de huelga de hambre, gracias a la cual se llamó la atención sobre la situación de los encarcelados.

Pasan los meses y los años, y el régimen no libera a los presos políticos, seguramente por sus acostumbrados cálculos, buscando maximizar siempre sus beneficios.

Pero mientras el poder cubano juega su ajedrez tomando como piezas a los prisioneros políticos, y otros estados -democráticos o no- mantienen o refuerzan sus intereses en la isla, nuestros familiares y otros presos languidecen en las mazmorras cubanas, muchos de ellos enfermos y sin esperanza alguna de ser liberados o tratados con imparcialidad.

Cordialmente,

Berta Soler Fernández, líder de las Damas de Blanco, Premio Sájarov a la Libertad de Conciencia del Parlamento Europeo.
Guillermo “Coco” Fariñas Hernández, Premio Sájarov a la Libertad de Conciencia del Parlamento Europeo.
Ángel Moya Acosta, ex- Prisionero político de la Primavera Negra de 2003.
Iván Hernández Carrillo, ex- Prisionero político de la Primavera Negra de 2003.
Alberto Ortega Fonseca, activista/coordinador del Movimiento Cuba de Luto (Familiares de presos políticos del 11 de julio de 2021).
Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH)