Viernes , 23 Junio 2017

Andar La Habana

Los vecinos de la calle Inquisidor entre Luz y Acosta en la Habana Vieja, se quejan por  la falta de higiene y las autoridades sanitarias no toman ninguna medida al respecto.

Según nos explican los residentes de esa localidad, están cansados de ir al Policlínico, Poder Popular, Gobierno Municipal, etc., y no se toman medidas al respecto.

Rosario Mustelier León, una residente  que ha contado los baches de la cuadra y son diez, que parecen piscinas por la profundidad que tienen y que en ellos se acumula mucha agua cuando llueve, además de la que tiran de los balcones. Los huecos fueron hechos en el mes de junio por parte del Instituto de Recursos Hidráulicos y Aguas de La Habana, para subsanar el problema que existía de entrada del preciado líquido.

Se arregló esa situación, pero en estos momentos están en riesgo de adquirir una de las enfermedades que pululan en el país, como el Cólera o el Dengue, pues los huecos se rellenaron superficialmente y nunca terminaron el trabajo de pavimentación.

Pero otros vecinos –como Janet Lemus Ordoñez- se quejan además de que existe el problema con los escombros y el basurero en un edificio derrumbado en el No. 515, el que además se ha convertido en un basurero pues allí echan desechos. La Empresa Aurora de comunales ha recogido la basura en varias ocasiones,  pero no han tomado las medidas necesarias, como tapar esa entrada o aprovechar el lugar.

Mientras esto no suceda los vecinos seguirán con el paseo por la cuadra de ratas y cucarachas, otro vertedero más para los mosquitos, que aunque se pasan el tiempo fumigando las casas, pero no eliminan la pésima higiene que existe en esta cuadra, aunque es en general en la Habana Vieja. Se puede decir: ¡Andar La Habana!, como el programa de Eusebio Leal, el historiador y dueño de este municipio.

La Habana, 21 de setiembre de 2013.


 

Scroll To Top