Sábado , 24 Junio 2017
ACCIÓN URGENTE. Arrestos, amenazas y reclusión domiciliaria contra  activistas de Derechos Humanos y miembros de la sociedad civil  que intentaban participar en acto pacífico

ACCIÓN URGENTE. Arrestos, amenazas y reclusión domiciliaria contra activistas de Derechos Humanos y miembros de la sociedad civil que intentaban participar en acto pacífico

Cuba– Arrestos, amenazas y reclusión domiciliaria contra  activistas de Derechos Humanos y miembros de la sociedad civil  que intentaban participar en acto pacífico.

Paralelo a la Cumbre de la CELAC que se desarrolla en La Habana el 28 y 29 de enero de 2014 la  sociedad civil cubana intenta realizar el II Foro Democrático en Relaciones Internacionales y Derechos Humanos.

Entre los días  previos a su realización el gobierno cubano ha amenazado, detenido, y recluido domiciliariamente a un importante número de  activistas cívicos, organizaciones dentro de Cuba; solamente en la segunda quincena de enero la cifra de detenidos obtenida por el Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) asciende a 221 detenidos.

El OCDH  quiere reclamar del Consejo de Derecho Humanos una acción urgente por estas detenciones arbitrarias que constituyen una afrenta a la dignidad de los cubanos, máxime cuando se celebra en La Habana una reunión de 33 países que se  han obligado a respetar los DD.HH y las libertades individuales.

Queremos demandar  la atención del  Consejo para con  Manuel Cuesta Morúa, presidente del Partido Arco Progresista y organizador del ll Foro Democrático, que permanece detenido por la Policía Política Cubana desde el pasado lunes 27 de enero.

Las sintonías ideológicas entre gobernantes o las deudas de gratitud no pueden servir de argumento para escamotear la realidad asfixiante que vive la gran  mayoría del pueblo cubano; es una vergüenza que personalidades y líderes de países democrático santifiquen con su presencia en La Habana el aberrante recorrido del gobierno cubano en materia de Derechos Humanos.

Esperamos que estas actitudes incongruentes e hipócritas, o abiertamente cínicas, en cierto modo amparadas por la paradoja que significa la presencia del Gobierno cubano en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, no  constituya un nuevo paradigma. Y por tanto que sea considerada interpuesta esta ACCIÓN URGENTE y con ella la solicitud de que se activen los mecanismos de protección internacional en favor de nuestro defendido, y en favor de asegurar unos derechos humanos otra vez impunemente pisoteados en la isla caribeña.


 

Scroll To Top