Sábado , 27 Mayo 2017

Sigue la corrupción

Siguelacorrupción3En auditoria realizada por la Contraloría General de la República a  la Empresa Municipal de Gastronomía de Holguín, se detectaron varias violaciones en su departamento económico, por lo que fue necesario la presencia de especialistas del Departamento Técnico de Investigaciones (DTI) del Ministerio del Interior,  quienes detectaron una red de corrupción integrada principalmente por directivos y administrativos de dicha empresa.

Pero al pasar de los días, se le han sumado otros involucrados como: Sandro Mauricio Batista Hernández (director), Juan Carlos Aballe Torres (jefe de servicio), Gilberto Manuel Arévalo Útria (jefe de abastecimiento), y Abraham Aguilera Patterson (subdirector económico); este último designado como máximo responsable, al que se le ocuparon: 1.7 millones de pesos moneda nacional (CUP), artículos de uso personal y equipos electrodomésticos y dos motocicletas; en un registro que le realizaron en su vivienda, efectivos de la Policía Nacional Revolucionario (P.N.R).

Todas las personas antes mencionadas, además de los administrativos de las unidades de gastronomía El Coco y El Viajero, ubicadas en los Repartos “El Coco” y “San Rafael” respectivamente, en la ciudad de Holguín; están acusados por un delito de corrupción y se encuentran presos en la Unidad Provincial de Instrucción Penal conocida popularmente como “todo el mundo canta” sobrenombre ganado a raíz de los métodos de tortura psicológica y golpizas a los que son sometidos los detenidos en este lugar, por parte de los funcionarios del Ministerio del Interior que allí trabajan.

Los casos de corrupción en la ciudad de Holguín, se han incrementado de forma progresiva en los últimos tiempos y una muestra de ello, lo fue el período de agosto de 2014 a diciembre de 2015, en el que estuvieron involucrados en este tipo de delitos, funcionarios del Gobierno, miembros del Ministerio del Interior y directivos de empresas.

De esta fecha se recuerdan las acusaciones a Susel Reyes Tamayo (Presidenta del Poder Popular Provincial); Archy Felipe Lam Ayala (Vicepresidente para la Construcción del Poder Popular Provincial); Ángel Heredia Dorrego (Director de la Empresa Constructora de Obras del Poder Popular Provincial (ECOPP); Mayor Parra (Jefe de la Policía en el municipio Holguín); Mayor Vicente Acosta Ramírez (Jefe de Instrucción Penal en el municipio Holguín); Primer Teniente Camalier Batista (Jefe de Sector del Reparto Piedra Blanca); Franklin Arcaya Silva (Director de la Empresa Provincial de Conservación, Rehabilitación y Servicio de la Vivienda en la provincia Holguín); Yoandra Rojas Leyva (Directora del Centro Provincial de la Música y los Espectáculos de Holguín); y Juan José Rojas Ramírez (representante del grupo musical “Alerta Roja”) que se suicidó en la mañana del 25 de diciembre de 2015, para no ir a prisión.

Es oportuno señalar que en Cuba -en la mayoría de los casos- el único requisito que se tiene en cuenta para ocupar un cargo de dirección o de responsabilidad a cualquier nivel es militar en las filas del Partido Comunista de Cuba, en la Unión de Jóvenes Comunistas, o haber demostrado ser fiel al sistema. Se ignoran los conocimientos y las cualidades del individuo.

Esta política de cuadros, acompañada de otros desaciertos parecidos, ha provocado el colapso de la economía, y ha condenado al pueblo de Cuba a vivir por más de 57 años en la pobreza y en la inseguridad, dejándole como única alternativa para sobrevivir –sin tener que salir del país- la corrupción, que se ha convertido en parte necesaria e imprescindible de la existencia del cubano promedio de hoy en día, haciéndose cada vez más presente en nuestra sociedad.

Holguín, 12 de mayo de 2016.


 

  • Joan Carles Vicens Bordes

    Me llamo Joan Carles Vicens, tengo 54 años, economista y militante de Compromís, coalición de partidos que forma parte de la plataforma electoral Unidos-Podemos del Estado Español. Estos meses de julio y agosto (desde el día 19 de julio hasta el 9 de agosto) mi esposa y yo hemos estado de vacaciones en este país maravilloso y diverso que es Cuba. Hemos disfrutado la mayoría de días en el oriente (Holguín, Baracoa, Santiago…), debo decir que ha habido claros y oscuros, y de estos últimos me gustaría hablar, aunque los claros han sido muchos y mejores. Me gustaría comentar los casos de pequeñas corrupciones y extorsiones de trabajadores públicos que nos han causado poca incidencia sobre lo económico, pero mucha en la parte emocional, me gustaría comentar algunos casos concretos de menor a mayor importancia:

    1.-El miércoles 27 de julio a las 9 horas de la mañana en Baracoa, mi esposa y yo nos dirigimos desde el Hotel la Rusa a la Casa del Cacao para probar el magnífico chocolate de esa zona de Cuba, tomarnos dos tazas de chocolate y compramos 4 tabletas de chocolate negro de 50 gramos, el total a pagar fue de 10 CUC, nos pareció muy caro, pagamos y nos fuimos. Por la noche, fuimos a escuchar música a la Casa de la Trova; por la calle se nos acercó una señora y nos vendió dos tabletas de chocolate negro de 100 gr a 0,50 CUC la tableta, sí, de la misma marca (de la fábrica inaugurada por el Ché Guevara en 1963). Esa misma noche conocimos a una señora con dos niños pequeños (su ex marido se negaba a colaborar con la manutención de los pequeños) que su sueldo mensual ascendía a 370 pesos moneda nacional, es decir, unos 19 $/mes. Mi mujer y yo nos indignamos con lo que nos había pasado en la Casal Cacao y decidí a la mañana siguiente ir a hablar con el responsable de la Casa (nos habían comentado que el gerente era un miembro destacado del partido en Baracoa).Le explique al gerente lo que nos había sucedido y se quedo amarillo, le advertí que lo haría saber y divulgaría por todos mis medios a mi alcance.

    2.-En la estación de autobuses de Cienfuegos, el encargado de carga de maletas extorsiona a los turistas cobrando 1 CUC por maleta. Si se niegan a pagar impide que la maleta/mochila sea cargada. Al subir al autobús hablé con los turistas ingleses, franceses, italianos y un cubano sobre la extorsión. Estaba escrito en la pared de la estación de autobuses de Cienfuegos una cita de José Mújica que decía “ si las personas no cambian, las cosas no cambian”. Me comprometí que al llegar a la estación de autobuses de Viazul en la Habana (al lado del zoológico) presentaría una denuncia. No me consideró ningún héroe, pero no podía ver a estos jóvenes mochileros pensar que ello era inevitable (como mis alumnos en Valencia sobre la corrupción del partido de Rajoy), y menos todavía ver al joven cubano levantar los hombros en signo de resignación. Al llegar a La Habana me dirigí a las oficinas de Viazul, era el domingo día 7 de agosto pasado. La mujer que me atendió me dijo que no estaba el gerente y me preguntó porqué quería hablar con él, se lo expliqué y me dijo que eran unos “frescos” los de Cienfuegos, a lo que le respondí que no sabía yo que en Cuba a los ladrones y extorsionadores les llamaban “frescos”. No pude presentar denuncia y le pregunté por la comisaría de policía más cercana, a lo cual me respondió que no lo sabía. Indignado y con el rabo entre las piernas me marche sabiendo que el lunes compromisos adquiridos hacía 20 días me impedirían volver para presentar la denuncia. Había defraudado a los jóvenes turistas.
    3-En el autobús turístico que realiza excursiones por la Habana (esos e color rojo de dos pisos) solo te dan el ticket si lo solicitas al bajar del autobús y con malas caras por parte del chofer y la señorita encargada de ellos. Bien, soy economista de 54 años con mucha experiencia, tanto en educación como en dirección de empresas, por lo que por deformación profesional me dedique a contar cuantos turistas pedían el ticket al bajar; estos no sobrepasaban el 20%, y durante el recorrido que realizó de dos horas de duración (desde artesanos San José en el puerto) comprobé que más de cien turistas no solicitaban ningún ticket (boleto en Cuba). Multiplicando por 10 CUC que es el precio del viaje sale unos 1000 CUC (dólares) y si efectúa unos cinco al día salen 5000 dólares. Si esta linea hay 4 autobuses y hay tres líneas similares haciendo recorridos alternativos, sale, con las cuentas de la abuela, 60.000 CUC diarios, unos 20 millones de dólares anuales. Sin comentarios. .Además, le comentaba a mi esposa que estos mismos corruptos que roban al resto de cubanos decentes y que provocan las pérdidas de las empresas públicas con su corrupción, serán los que al tener que privatizar estas empresas en un futuro las adquirirán con el botín robado.

    4.-Intentos diversos de empleados de empresas públicas por cobrarte en CUC lo que en realidad eran pesos nacionales.
    Por último, el sector privado, o como los cubanos llaman cuenta propistas. Hay muchos cuenta propistas decentes, en general en el sector de casas de alquiler, pero también abundan, en especial en el sector del taxi, las auras sin plumas, vergonzoso para un país que se dice socialista y que llena de desasosiego y zozobra hasta el infinito a las persona decentes como mi esposa y yo y la mayoría de los cubanos, y en general, a las personas que a lo largo de sus vidas han luchado por los derechos de los trabajadores y desfavorecidos. Nos fuimos de Cuba con una gran desazón y desesperanza, esto último es lo que realmente nos jodió. Me venían a la mente las palabras de un famoso pensador cubano actual que afirma que los flagelos de la humanidad son tres: codicia, ignorancia y pobreza.

  • Matias Carrillo

    Por mi parte me queda informar a los Holguineros acerca del personal del DTI de Holguin que todos esos pseudo policias, que lo unico que hacen es explotar y danar a los holguineros. Molestando ciudadanos en sus casas para traerlos a declarer de cosas que los mismos policias del DTI inventan, roban y matan y despues buscan culpar a inocentes ciudadanos.

    Lamentablemente la pobreza e ignorancia del pueblo cubano permite poner estas personas al mando del DTI que con solo una tonadita de poder se creen los reyes de Holguin para amenazar, maltratar, robar y encarcelar a gente pobre y sin recursos.

    De todos los delitos que han cometido los Policias del DTI es, el que hace más necesario la participación de un perito “externo” y “expert”, es en el de la “impostura criminal”, o cuando verdaderos criminales o delincuentes se hacen agentes policiales con fines y valores absolutamente opuestos a los que rigen o regulan el que hacer de las policías en sociedad.

    Los “impostores policiales y peritos” son por lo general componentes de una criminalidad organizada e inteligente. Estos del DTI siempre mienten, hacen trampa, enganan son expertos en la falsedad de testigos, investigadores y peritos, que cuando son policías, pueden alterar por completo un procedimiento judicial, con el objeto de inculpar a personas inocentes.

    Para estos casos, el perito “experto” en el análisis del comportamiento, deberá elaborar técnicamente la prueba capaz de superar la presunción de veracidad del policía mendaz o corrupto, enfrentando o confrontando los hechos con el testimonio o presentación de pruebas falsas. Todos, los delitos policiales conllevan mentira y falsedad; Los falsos testigos de actos delictivos para falsos testimonios, imposturas, coimas, protección de criminales, resolución de casos con personas inocentes (“crímenes perfectos”).
    En conclusion cuando sean llevados e interrogados por Policias del DTI, no confine en ellos pues ellos no descansaran hasta escuchar lo que quieren y buscar la manera de inculpar a inocentes o por otro lado forzar con su corrupcion a recibir dinero por dejar de molestar.

Scroll To Top