Sábado , 24 Junio 2017
Música para la Casa Blanca

Música para la Casa Blanca

Los electores hispanos que irán a las urnas el próximo 8 de noviembre votarán, en su mayoría, por la aspirante demócrata. Un sondeo de última hora indica que la señora Clinton tiene 30 puntos por encima de su adversario en la intención de voto

La campaña presidencial de Hillary Clinton tiene ahora como banda sonora los corridos mexicanos y, nadie lo duda, los electores hispanos que irán a las urnas el próximo 8 de noviembre votarán, en su mayoría, por la aspirante demócrata. Esto es lo que dicen las encuestas que se han publicado aquí antes y después del tercer y último debate público que sostuvo con su contendiente Donald Trump esta semana en Nevada.

Para muchos observadores la líder le debe esa decisión casi arrolladora, más que a la eficacia de los expertos de su campaña, a la torpeza con que su adversario ha encarado el asunto de la emigración en Norteamérica. Ha propuesto dos puntos simplistas y ofensivos: levantar un muro en la frontera con México y expulsar del país a los que llamó con un ‘spanglish’ de urgencia los ‘bad hombres’.

Es cierto que el magnate inmobiliario tiene simpatizantes y grupos de apoyo entre los votantes que han llegado del sur y son ciudadanos estadounidenses con derecho a elegir el presidente, aunque la verdad es que el discurso tajante de Trump los deja también a ellos sin argumentos cuando van a los medios a tratar de justificar su apoyo al republicano.

La candidatura de la señora Clinton ha contado con conocidos artistas y grupos de ‘mariachis’ en sus mítines, incluidos abrazos públicos con el mítico cantante Vicente Fernández.

En otros sitios donde los ‘mariachis’ importan menos, Hillary Clinton también tiene garantizada la mayoría. Es el caso del condado floridano de Miami Dade. Un sondeo de última hora indica que la señora Clinton tiene 30 puntos por encima de su adversario en la intención de voto.

La cifra le ha permitido al consultor Fernad Amandi asegurar a los medios locales que la demócrata puede alcanzar “una victoria histórica en el condado más grande de la Florida. Esto la posiciona para llevarse los 29 votos electoras del estado y con eso las llaves de la Casa Blanca.”

En Miami también hay numerosos partidarios de Trump que hace poco visitó la ciudad y se tomó un café en el Versalles, un símbolo de los exiliados cubanos. Muchos de ellos rechazan las políticas de apertura de los demócratas con la dictadura castrista que, al tiempo que ha recibido alivios financieros, intensifica la represión. Ellos votarán por el republicano.

Hillary Clinton sigue rumbo a la Casa Blanca acompaña por buena música del sur.


 

Scroll To Top