Miércoles , 28 Junio 2017

Los maestros también se han puesto difíciles

La enseñanza primaria es obligatoria, los niños comienzan su primer curso escolar entre los 4 y 5 años de edad. Todo niño para incorporarse al primer grado tiene que haber pasado por preescolar, lo que garantiza que haya adquirido los conocimientos necesarios para un buen desarrollo en sus hábitos de estudios. En este primer ciclo se atienden como fundamental los problemas de coordinación, desarrollo del lenguaje y disciplina.

Aprenden también a observar y explorar su entorno familiar, social y natural, como es natural con la correspondiente dosis de adoctrinamiento político. Es en esta etapa donde el niño comienza a relacionarse con los primeros grupos sociales a los que pertenece: la familia, la escuela y el barrio.

Sin embargo, los niños del grado preescolar de la escuela Andrés Manuel Sánchez Pérez, ubicada en el km 4 de la Carretera “El Guayabo”, un pequeño poblado que pertenece al municipio de Pinar del Río, no han podido adquirir ninguna de estas habilidades, en los más de 5 meses desde que comenzó el curso escolar, ya que no han tenido ningún maestro en todo este tiempo, la plaza está sin cubrir.

Pero también están en esta situación los niños que se incorporan a las “vías no formales” que es una variante en que los infantes entre 3 y 4 años reciben unas pocas horas de lecciones, dos o tres veces por semana.

En general las escuelas de nuestro municipio cabecera se encuentran afectadas por la falta de maestros y los padres no han dudado de quejarse a la Dirección de Educación de la localidad, sin que hasta el momento se resuelva el problema y se entra ya en la segunda mitad del curso 2016-17.

En la escuela antes mencionada, hay un director que atiende 2 centros de enseñanza más; por lo tanto,    La Asociación Sindical Independiente de Cuba (ASIC) denuncia ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT) las recientes detenciones de líderes sindicales.yg cv c d. no cuenta con el tiempo necesario para concentrarse en los grupos que no tienen maestros, si además se tiene en cuenta que están entre 7 y 8 kilómetros de distancia una de otra. Sus ubicaciones son: la Guabina y el Km 14 de la carretera de Luis Lazo; lo que implica que el día que va a un colegio no puede ir a otro.

En el caso específico de la escuela Andrés Manuel Sánchez Pérez, se ha podido constatar que una vez que los alumnos están en las aulas, en muchas ocasiones los cuida la auxiliar de limpieza, hasta que los retornan a sus casas sin haber recibido ningún tipo de docencia. Hay solo dos maestros que viven en el Guayabo, una tiene que atender dos grados, el 4to. y 5to. El resto de los educadores viene a la escuela a través de un ómnibus de recorrido que los trae de diferentes lugares, cuando falla el ómnibus los alumnos se quedan ese día sin clases.

Esto viene sucediendo en el Sistema de Educación ya hace varios años, y está claro que, sin una buena base en la enseñanza primaria, es muy difícil vencer los sucesivos niveles y va dejando un gran bache en los conocimientos, porque como los niños no tienen la culpa, los pasan de grados.

Un gran número de profesionales de la educación ha decidido dejar su carrera. Son muchos los motivos que giran sobre esta problemática, entre ellos el salario, que no les permite tener alguna entrada adicional y todos conocemos que con 25 o 30 cuc al mes no se puede vivir.

Pinar del Río, 9 de febrero de 2017

 


 

Scroll To Top