Martes , 21 febrero 2017
Cuba impone Permiso de Viaje a sus  médicos

Cuba impone Permiso de Viaje a sus médicos

El gobierno cubano anunció el martes que se vuelve a imponer el  permiso de viaje requisito odiado por muchos médicos, que les exige obtener un  permiso del gobierno para salir del país, en un intento de contrarrestar la fuga de cerebros de la que  Cuba  culpa a los Estados Unidos.

Es la primera prohibición  importante en la política de Cuba de permitir los viajes sin restricciones a sus ciudadanos, puesta en marcha en 2013 cuando  el presidente Raúl Castro permitió nuevas libertades como parte de un amplio conjunto de reformas sociales y económicas.

El anuncio desató oleadas de ira y preocupación entre los médicos y enfermeras cubanos, miembros de una de las profesiones más respetadas y económicamente importantes del país.Al mediodía, muchos médicos cubanos estaban tratando de averiguar si dejar sus puestos de trabajo los liberaría del final de carrera.

“En lugar de resolver los problemas reales de los médicos cubanos, que es que los salarios son bajos y que están trabajando con recursos limitados, esta medida demuestra que no hay respeto por los derechos de los ciudadanos en Cuba”, dijo el Dr. Eduardo Herrera, cirujano el Hospital Calixto García en el barrio de Vedado de La Habana.

El gobierno anunció en la primera plana de los medios estatales que ahora se requieren profesionales de la salud en  especialidades que han sido drenadas por la emigración a gran escala en los últimos años, motivo por el cual se deberá obtener el permiso de las autoridades del Ministerio de Salud para salir del país. La medida afecta potencialmente a una décima parte de la fuerza laboral del país, y deja muy pocas familias en Cuba sin tocar.

El gobierno cubano cita el sistema de atención médica gratuita, universal como uno de los mayores logros de su revolución socialista. Las misiones médicas en el extranjero son una de las más importantes fuentes de divisas para el gobierno cubano, que recibe decenas de miles de dólares al año en efectivo o en  productos por cada médico que envía al extranjero. Las estadísticas oficiales muestran que 500.000 de 5 millones de trabajadores del país son profesionales de la salud.

La nueva política se anunció horas después de una reunión el lunes entre los negociadores estadounidenses y cubanos en Washington para hacer frente a una crisis en la emigración cubana, que ha alcanzado su nivel más alto en las dos ultimas  décadas de este año. Cuba se quejó de que los EE.UU. dijo que no tenía planes de cambiar sus  políticas que datan de la época de la Guerra fria y que dan la residencia legal automática a los inmigrantes cubanos.

Al igual que Herrera, muchos médicos cubanos citan los bajos salarios, malas condiciones de trabajo y la posibilidad de puestos de trabajo bien remunerados, en otros países como sus principales razones para emigrar. El gobierno cubano pone la culpa a la política estadounidense de conceder la residencia legal automática a los inmigrantes cubanos, con beneficios especiales de vía rápida para los médicos que abandonan las misiones médicas del gobierno extranjero.

El gobierno ha aumentado los salarios médicos en los últimos años, pero pocos médicos ganan más de $ 80 al mes, una fracción de lo que ganarían en medicina en otros países, o incluso como conductores o camareros en economía turística en pleno auge de Cuba.

“La migración de los profesionales cubanos de la salud es una preocupación para el país”,  dice  el anuncio del gobierno, culpando a las leyes estadounidenses que ayudan a la emigración médica cubana  y agrega que tiene “el objetivo perverso de empujar a los profesionales de la salud cubanos a abandonar sus misiones en otros países.”

Dentro de Cuba, muchos médicos y enfermeras se quejan de que su profesión ha sido devastada por las olas de salidas, con especialistas vitales ahora ausentes en muchas clínicas y hospitales. El anuncio del gobierno citó anestesiología, neurocirugía, obstetricia y ginecología y atención neonatal como una de las especialidades más afectadas por la emigración de médicos.

“La reacción a esta decisión  será grande”, dijo el martes por la mañana un residente de neurocirugía.”Nosotros los médicos estamos  hartos porque no están manejando bien nuestra situación.” y pidió  guardar el anonimato por temor a las represalias  de sus supervisores.

En los últimos dos años, al menos 100.000 cubanos han emigrado a los Estados Unidos, la mayoría haciendo un viaje por tierra  desde Ecuador a través del Sur, América Central y México. El ritmo se ha acelerado de forma espectacular este año, muchos cubanos tienen temor a que la distensión anunciada  hace casi un año entre los Estados Unidos y Cuba signifique  el fin de los privilegios especiales de migración.

Izquierdista aliados latinoamericanos de Cuba comenzaron tomar medidas enérgicas contra la migración cubana. Nicaragua cerró sus fronteras a los inmigrantes cubanos, dejando al menos 3.000 atrapados en refugios de emergencia en el norte de Costa Rica. Y Ecuador la semana pasada impuso la obligación de visado para los viajeros cubanos en un intento de poner fin a su papel como punto de partida para la mayoría de la emigración cubana.

La desicion del gobierno  ecuatoriano causó dos días de protestas fuera de la embajada del país en La Habana, un evento muy inusual en un país donde el gobierno desata la represión inmediata contra  las manifestaciones callejeras no autorizadas.


 

Scroll To Top