Miércoles , 28 Junio 2017

Continuas detenciones y operativos arbitrarios en Pinar del Río

Por estos tiempos la dictadura cubana actúa como fiera acorralada, utiliza cuanto medio sea necesario para no perder el poder, sin importar para lograr su objetivo, violar cuanta ley exista en el país.

El pasado 13 de mayo, a las 7 y 30 de la mañana se personaron el capitán Juan Pérez y otro oficial, ambos pertenecientes al Departamento de la Seguridad del Estado, en la vivienda del abogado independiente y miembro del Observatorio Cubano de Derechos Humanos Rigoberto González Vigoa, le amenazaron con que si salía de su casa sería detenido, violando de esta forma la ley, pues sólo al Tribunal le competen las facultades de dictar prisión domiciliaria a un ciudadano que previamente sea acusado. La autoridad violó el artículo 2 apartado 2 inciso d de la Ley número 82 de los Tribunales Populares, Titulo Primero, Principios y Garantías de la Función Judicial.

A las 8 y 10 de la mañana, del mismo día, en la calle Alameda en la Ciudad de Pinar del Río, fueron interceptados y detenidos por los mismos oficiales, el abogado Rigoberto González Vigoa, el abogado Calixto Evaristo Miranda Landeiro, miembro de la Consejería Jurídica e Instrucción Cívica de Pinar del Río, donde es conducido Calixto hasta su casa y a Rigoberto lo montan en un carro rojo, marca Lada con chapa particular y es conducido por dos oficiales de la Seguridad del Estado, lo retienen por una hora y media dentro del carro cerrado a 300 metros de la unidad Provincial de la Policía, hasta que reciben órdenes de trasladarlo y entregarlo a los oficiales de dicha unidad, para llevarlo hasta las celdas donde permaneció en pésimas condiciones  desde las 12 de ese día, hasta las 2 de la tarde del día siguiente cuando fue puesto en libertad.

Todo el tiempo que estuvo retenido arbitrariamente, le negaron a su familia el paradero del abogado e impidieron que los oficiales que registraron la entrada de la detención en la unidad de la Policía, dieran esa información a los familiares del detenido, violando lo previsto en la Ley de Procedimiento Penal, artículo 244 párrafo segundo Capítulo uno, De las Detenciones.

Otros detenidos fueron el abogado José Ernesto Morales Estrada, Miembro del Observatorio Cubano de Derechos Humanos, Daudy Hermelo Lago, Periodista; quienes fueron liberados horas después.

Los oficiales actuantes por parte del Departamento de La Seguridad del Estado fueron: el teniente Jorgito, el capitán Juan Pérez, el oficial conocido como “el Yuyo”, tres oficiales más y el teniente Coronel Beune, quien actuó como jefe del operativo.


 

Scroll To Top