Sábado , 27 Mayo 2017

Otra muerte en un establecimiento Penitenciario cubano

En horas de la madrugada del día 5 de mayo del presente año, fue encontrado el cuerpo sin vida del recluso Ramón Hernández Medina, de 45 años de edad, quien cumplía una sanción de 8 años de Privación de Libertad en el Establecimiento Penitenciario: Augusto César Sandino, ubicado en el municipio de Sandino, Pinar del Río, Cuba.

Según cuenta Bárbaro Hernández López, vecino de Pueblo Nuevo en el Marabú, San Juan y Martínez, de esta provincia, padre de dos hijos fallecidos en las cárceles cubanas, pero su dolor solo le permite relatarnos la situación de su último hijo, unos meses atrás había estado ingresado un mes en la sala para reclusos en el Hospital Provincial “Abel Santamaría” debido a un infarto, al cumplirse el mes lo trasladan hacia Sandino, momento en que Ramón manifiesta al mayor Jefe de la sala que el aún no se encontraba en buenas condiciones para abandonar el Hospital pero al final los reclusos no mandan sobre ellos mismos ni pueden tomar decisiones, no fue escuchado y tomaron la determinación de llevarlo a la Prisión donde allí continuó presentando problemas de salud y según sus familiares que le visitaban el manifestaba que no era bien atendido por la dolencia que le aquejaba.

El día 24 de marzo un día antes de su muerte el le expresa al guardia que los custodiaba sentirse mal y el guardia solo le responde “eso es idea que tu te haces, tu no tienes nada” y al no ser atendido y escuchado al amanecer del día siguiente muere de un infarto masivo.

Hoy como Defensores de los más elementales derechos del hombre y miembros de la sociedad civil, nos unimos al dolor que acompaña a esta familia Sanjuanera por la pérdida de dos hijos en las cárceles cubanas, donde fueron violados sus derechos refiriéndose así en el Artículo #5 de la Carta Universal de los Derechos Humanos “nadie será sometido a tratos crueles, inhumanos o degradantes”.

Hoy los padres de Ramón nos preguntan ¿por que su hijo tuvo que ser tratado cómo un perro? ¿Por qué no fue escuchado? Pues la verdad es sólo una, el orden interior de los Centros Penitenciarios en Cuba no están considerando esencial los Derechos del hombre aún cuando cometemos errores que nos privan de la Libertad.

 


 

Scroll To Top